usuarios
IMPOSITORES
DE BANCOS, CAJAS Y SEGUROS
EDICIÓN ON-LINE

El Banco de España recomienda más garantías y avalistas para refinanciar hipotecas

El Banco de España reconoce que “la política de refinanciaciones” como modo de renegociar préstamos, en particular hipotecas, “es un instrumento, no ya legítimo, sino necesario para la gestión eficiente de la exposición a clientes que atraviesan dificultades transitorias”. Es por ello que acaba de remitir una circular a las entidades bancarias para fijar criterios a la hora de abordar estas renegociaciones. Esta actitud supone un cierto avance, pero está lejos de lo que ADICAE propone para estos casos, porque la crisis sigue arreciando, los riesgos para el consumidor se acentúan, y sus derechos peligran. Y el BdE lo que propone son más garantías... Y más avalistas en riesgo.

07-05-2013

Ampliar imagen

Reconoce el Banco de España: “En momentos de bajo crecimiento económico esas situaciones de dificultad se generalizan y las entidades deben aplicar criterios y procedimientos orientados a conseguir una mayor homogeneidad de las políticas de refinanciación y el estricto cumplimiento de los criterios establecidos”. Ésta es, básicamente, la filosofía del supervisor respecto de la relación entre entidades financieras y deudores, que no reconoce que la dificultad de estos consumidores no es por su culpa, sino por circunstancias sobrevenidas. El éxito de las refinanciaciones “dependerá de que la dificultad por la que atravesaba el cliente sea transitoria. En caso contrario, si las dificultades del cliente no resultaran ser temporales, la entidad debe reconocer la situación”, o lo que es lo mismo, actuar como si el crédito fuera incobrable, ir al juzgado.

Algo que, en suma, condenará al drama hipotecario a más familias. Una filosofía, en fin, que es la clave de la circular que ha remitido ya a las entidades por las que insta más garantías, más acoso, menos protección al deudor. “El entorno macroeconómico por el que atraviesa la economía española ha afectado a esas políticas de refinanciación. En muchos casos, dificultades que se estimaban transitorias han llegado a ser estructurales. Ello hace aún más necesaria la vigilancia respecto de las políticas que siguen las entidades en materia de refinanciación”.

“La refinanciación, reestructuración, renovación o renegociación de operaciones son instrumentos de gestión del riesgo de crédito que deberán ser utilizados adecuada y prudentemente, sin desvirtuar el oportuno y temprano reconocimiento del deterioro de las operaciones por riesgo de incumplimiento”, reza el Banco de España en la introducción de su circular. Y sigue: “Así, las decisiones deberán sustentarse en un análisis de las fuentes de renta del prestatario que permita determinar su capacidad de pago sobre la base de una generación de ingresos recurrentes, suficientes y contrastables. Adicionalmente, tendrá en cuenta el historial de pagos, en particular la existencia de refinanciaciones previas” en un intento de señalar al deudor que más necesidad haya tenido de ser ayudado por el banco.

Tope de ingresos pero más fiadores

Las condiciones de esta refinanciación (por ejemplo tipo de interés, plazo, o periodos de carencia) “deberán sustentarse en un esquema de pagos realista en función de las expectativas previsibles en torno a la capacidad de pago del prestatario y a la situación económica general. Para ello, las operaciones se estructurarán preferiblemente a través de cuotas de pago periódicas coherentes con la generación de ingresos del prestatario. Como referencia, se tendrá en cuenta que la proporción de los ingresos recurrentes mensuales destinada a las cuotas no exceda del 50 por ciento”. Se trata de un tope admisible -no debería superar el 40%-, pero esto debería haber sido exigido durante los años de burbuja inmobiliaria.

No obstante, el criterio más lesivo que propone el Banco de España tiene que ver con la “adición de nuevos fiadores o avalistas de indubitable solvencia, o nuevas garantías eficaces”. El regulador, no contento con la desagradable situación de miles de familias que han tenido que perder su patrimonio y el de sus avalistas, en su mayor parte consumidores que ya cumplieron con su banco, pretende incorporar nuevos patrimonios a los que poder echar mano en caso de que el deudor en problemas no pueda responder a las cuotas. El Banco de España se preocupa demasiado de garantizar los ingresos de la banca, y mucho menos de promover una legislación crediticia justa, que proteja al consumidor ante el abuso y lo ayude en adversas circunstancias como las actuales.

En fin, el BdE exige a los bancos que inicien “sin demora la revisión, mediante un estudio individualizado, de la clasificación contable de las carteras refinanciadas para garantizar el correcto cumplimiento de los criterios anteriores. Del resultado de esta revisión, y de los efectos contables correspondientes, darán cuenta a los Servicios de Inspección del Banco de España antes del próximo 30 de septiembre. El Banco de España tiene intención de prestar especial atención a esta materia en las actuaciones supervisoras previstas para el año 2013 o en actuaciones que se programen de forma especial con este objetivo”.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Impositores USUARIOS es la revista de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

Impositores USUARIOS excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.