Impositores USUARIOS

Martes, 23 de Octubre de 2018

Vuelven los microcréditos: usura como alternativa a la falta de liquidez

Bigbank, quebueno.es, viasms.es... Son todos sitios web con un único objetivo, coger su parte en el pastel de un nicho de mercado que siempre ha existido en España, pero que ahora es más amplio que nunca por culpa de la crisis económica. Marcas como Cofidis o Cetelem siguen siendo referencia en el sector del microcrédito, pero ADICAE detecta que proliferan multitud de 'chiringuitos' que convierten el crédito puntual a interés usurario en nuevo abuso que es preciso detener.

24-05-2013

Ampliar imagen

El endurecimiento de las condiciones para recibir préstamos a través de la banca tradicional y el prolongado deterioro económico con amplio desempleo en España está llevando a miles de consumidores a tener que echar mano del negocio del microcrédito, personificado en marcas como Cofidis o Cetelem pero que se está expandiendo a paso de gigante. Según datos del Banco de España, el importe de créditos al consumo fue de 12.800 millones de euros en 2012, lo que supone apenas una cuarta parte de los 42.000 millones contabilizados en 2008. Sin embargo, las necesidades de liquidez de las familias aumentan, y los ahorros menguan...

Así que el impacto de la crisis ha traído casi como consecuencia natural la proliferación de 'chiringuitos' financieros, bajo el paraguas de una sencilla página web, que dan rápida respuesta a estas necesidades de liquidez. Prácticamente todos los consumidores pueden acceder a estas webs que ofrecen préstamos de hasta 10.000 euros, aunque la mayor parte oscilan entre los 300 y los 3.000. Se conceden en pocos días (entre 24 y 48 horas), sin grandes estudios de viabilidad, apenas el DNI, nómina, algún recibo... Una forma aparentemente sencilla de conseguir liquidez inmediata.

Intereses leoninos

El problema está, claro, en el precio de estos préstamos. Frente los intereses hipotecarios de alrededor del 3 ó 4%, o los créditos al consumo que rondan entre el 10 y el 15% de interés, ADICAE ha analizado las ofertas de webs como Bigbank, quebueno.es o viasms.es para ver qué condiciones ofertan. El resultado es escandaloso. Pueden alcanzarse intereses por encima del 100%, esto es, solicitar un préstamo de 500 euros, por ejemplo, y tener que devolver más de mil. Aún a pesar de que en sus anuncios aseguran que las TAE no superan el 30%. ¿Cuál es la clave?

En todas estas páginas web existen simuladores de crédito en los que, jugando un poco con las cantidades y los plazos, encontramos el porqué de esta situación. Si la cantidad solicitada no es muy grande, inferior a los mil euros, pero demoramos el pago más allá de los doce o los dieciocho meses, el interés cobrado se multiplica exponencialmente, de tal manera que lo que terminaríamos pagando si pidiéramos, por ejemplo, 500 euros, superaría con creces los mil. Sólo bajan los intereses a límites 'razonables' (rara vez por debajo del 20%) cuando nos comprometemos a devolver el crédito en plazos inferiores a los seis meses.

Un único plazo

Algunos de estos 'chiringuitos' están específicamente dedicados a la concesión de pequeños créditos de hasta 600 euros otorgados inmediatamente a través de Internet o sms. Aquí el problema es, si cabe, mayor. El préstamo implica una sola cuota de amortización cuyo plazo oscila habitualmente entre los 15 o 30 días. Por ello, es preciso usarlos únicamente si se tiene la certeza de poder reembolsarlo en el tiempo establecido. En caso contrario, habrá que hacer frente a elevadísimos intereses de demora que ponen al consumidor en la espiral del sobrecrédito.

Este problema, el del sobreendeudamiento, es el reto fundamental no solucionado en España que permite la proliferación de este tipo de empresas de usura. Sólo la permanente incapacidad de las familias para llegar a fin de mes motiva la necesidad de echar mano a este tipo de préstamos-basura, cuya falta de control llevará a multitud de consumidores españoles a más problemas, más drama y más posibilidades de perder patrimonio y condenarse de por vida al endeudamiento interminable. Sólo la ley, la firmeza en el derecho y la actitud crítica del consumidor puede acabar con estos 'chiringuitos'

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente