Adicae - Impositores USUARIOS

Impositores USUARIOS

Martes, 21 de Agosto de 2018

La CNMV reconoce que no atajó a tiempo la conversión de depósitos en fondos de inversión

La CNMV se ha visto obligada a poner un coto a la proliferación de pequeños ahorros en depósitos tradicionales que se van convirtiendo en fondos de inversión por las necesidades de liquidez con menos obligaciones que tienen las entidades financieras. Un fondo es una herramienta de inversión, no de ahorro, busca rentabilidad a través de unos valores cuya evolución no es fácilmente predecible, y traslada al consumidor riesgos de pérdidas; por ello la CNMV exige más transparencia e información, sobre todo en el caso de los fondos-objetivo, los más opacos. El problema, que quizá ya es demasiado tarde para miles de ahorradores.

15-07-2013

Ampliar imagen

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto en marcha nuevas medidas de protección a los partícipes de los fondos de inversión con objetivo de rentabilidad. Entre ellas destaca la exigencia de que la información de estos fondos incluya advertencias que indiquen que ni la rentabilidad ni el capital están garantizados. Con estas medidas, la CNMV persigue aumentar la transparencia en la comercialización de esos productos así como en la transformación de fondos garantizados en fondos con objetivo de rentabilidad no garantizada, cuya frecuencia ha aumentado significativamente. 

En esta acción, la CNMV reconoce que se le ha ido de las manos el mercado de los fondos comercializados de manera minorista, para pequeños ahorradores. Cada día, 1.500 depósitos a plazo fijo están convirtiéndose en productos de más riesgo y menores garantías, especialmente fondos de inversión. Tal es el aluvión de traslados, 160.000 en los cuatro primeros meses del año por valor de 5.300 millones de euros, que la CNMV ha tenido que tomar cartas en el asunto. El peligro es que muchos ahorradores están viendo cómo el banco ya no les da el interés que les daba por sus plazos fijos, merced a esa pseudo-comunicación del Banco de España que limitaba esos intereses, y están aceptando la propuesta de la entidad de trasladar el dinero a un fondo de inversión, sin saber dónde se meten.  

Quizá sea ya tarde

Por eso, puede que llegue demasiado tarde esta actuación de la CNMV, centrada especialmente en la comercialización de fondos con objetivo de rentabilidad (aquellos en los que se publicita un alto interés que, sin embargo, es sólo una meta que puede no cumplirse). Esta práctica bancaria de permutar productos de ahorro, reconoce la CNMV, “aumenta el riesgo de que el partícipe no sea plenamente consciente de que la nueva política de inversión no cuenta con la garantía de un tercero ajeno al fondo, como tenía anteriormente, y que, por tanto, desde ese momento, puede asumir pérdidas”. 

Por todo ello, “la CNMV considera una buena práctica que las entidades eviten, en la medida de lo posible, esas transformaciones y, en su caso, extremen las medidas para reducir los riesgos para los inversores, incrementando la información recibida”.  En el escrito que las entidades deben remitir a los partícipes de los fondos garantizados cuando éstos se transformen en otros no garantizados deberán hacer hincapié (en letras mayúsculas) en que el fondo “DEJA DE ESTAR GARANTIZADO”, debiendo remitir a la CNMV el borrador de dicha carta.

El problema es que se trata de una actuación bienintencionada de la CNMV, pero probablemente tardía y que no ataja el problema de raíz, que consiste en la marginación absoluta por parte de la banca, y amparada por el Banco de España, de los depósitos tradicionales. La limitación de los intereses de los mismos, y las prácticas abusivas en su comercialización, dejándolos sólo para grandes rentas y vinculándolos obligatoriamente a otros productos de inversión y/o seguros, están empujando a los consumidores a desecharlos en favor de inversiones que no son seguras ni garantizadas.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente