Impositores USUARIOS

Martes, 16 de Octubre de 2018

El consumidor se resiste, pero la banca está logrando su objetivo; aumenta el peso de los fondos sobre el total del ahorro

El patrimonio total de los fondos de inversión en España se eleva a 147.360 millones de euros, un 16% más de lo que permanecía invertido en estos productos bancarios a finales de 2012. La cifra, que está lejos aún de lo que se movía en los años de crecimiento económico, sin embargo sí que está sirviendo para que este segmento gane peso en el total del ahorro en España. A finales de 2012 por cada 100 euros en depósitos había 8 en fondos; ahora esa proporción es de diez a uno.

01-10-2013

Ampliar imagen

Poco a poco, a base de recomendaciones virtuales del Banco de España, a base de ofertas con publicidad confusa o directamente engañosa, a base de marketing directo hacia sus clientes, sus depositantes, la banca está logrando el objetivo que se marcó cuando empezó su proceso de recapitalización acelerada, en estos dos últimos años. Objetivo, cambiar depósitos con productos con menores garantías y menores compromisos por parte de los bancos, los fondos de inversión entre ellos. Y eso, a pesar de la resistencia de los consumidores.

En efecto, el volumen invertido por las familias en depósitos tradicionales ha aumentado en 20.000 millones de euros en lo que llevamos de año, pasando de 716 a 736.000 millones de euros. Pero este mismo aumento, casi 21.000 millones, ha registrado el patrimonio de los fondos de inversión en España, lo que implica que cada nuevo euro guardado este año en depósitos, garantizados por ley y con rentabilidades y liquidez estables, es correspondido por otro euro invertido en fondos, sin garantías de recuperación en caso de quiebras, con menor posibilidad de liquidez y con rentabilidades no siempre conocidas.

Así las cosas, la proporción de este segmento sobre el total del ahorro en España se ha incrementado de una manera sostenida a lo largo de todo el ejercicio. A diciembre de 2012, por cada 100 euros colocados en depósitos en España, había 8 invertidos en fondos de inversión; exactamente, 1,52 billones en depósitos por 127.000 millones en fondos. Esa proporción ya es de diez a uno. Sigue habiendo 1,5 billones en depósitos de familias y otras instituciones, pero el patrimonio de los fondos está ya en 147.000 millones.

Detrás del incremento global del patrimonio de los fondos de inversión están dos productos que, básicamente, son claro ejemplo de esta publicidad no del todo transparente que llevan a cabo los bancos para atraer ahorradores. Los primeros son los fondos objetivo de rentabilidad, esos en los que aparece un alto interés en el folleto publicitario, un interés que es un objetivo, en absoluto garantizado, lo que se explica en letra más pequeña. Los otros triunfadores son los fondepósitos, otro producto que merece un análisis.

Los fondepósitos no son depósitos

Estos dos únicos tipos de fondos de inversión acumulan un tercio del incremento total de todo el mercado a lo largo de este 2013. Sobre los fondos objetivo, su publicidad engañosa ha atraido 5.000 millones más desde enero. Los fondepósitos, 2.000 millones más, únicamente por su nombre, pues alude a la seguridad y rentabilidad estable que constituyen la filosofía de los depósitos. Pero no tienen mucho que ver.

Ampliar imagen

Los fondepósitos son fondos de inversión de renta fija que invierten en depósitos bancarios, y ésa es la única relación que tienen ambos; su rentabilidad depende de lo que se ofrezca en el mercado de depósitos, con la salvedad de que con un mayor montante de dinero de inversores se pueden conseguir depósitos más rentables. Por lo demás, un fondepósito es un fondo de inversión, que no tiene garantía estatal en caso de quiebra del emisor, cuya rentabilidad no tiene más garantía que la que pueda derivarse de la evolución más o menos positiva de los propios depósitos, y cuya disponibilidad de liquidez es muy limitada y sometida a comisiones.

Así que el hecho de que estos productos tengan tanto éxito se debe más a la capacidad de la banca de arrimar el ascua a su sardina y comercializar con escaso control y sin escrúpulos más que a una supuesta evolución del perfil del ahorrador en España, que sigue siendo mayoritariamente conservador, con ahorros de pequeña cantidad y logrados a base de esfuerzo. Como ese capital es tremendamente goloso para la banca, y en aras a su viabilidad, se le ha permitido prácticamente dejar de publicitar depósitos y, además, esconder sus otros productos que podrían ser válidos para este perfil conservador.

Cada vez menos fondos garantizados

El último fenómeno que desvela la última estadística de fondos de inversión lanzada por el grupo Ahorro Corporación es igualmente preocupante. Suben los fondepósitos, vendidos como ahorro seguro. Suben los fondos objetivo, vendidos como ahorro rentable. Y bajan los fondos de inversión en los que el banco se compromete a mantener el capital y una rentabilidad mínima, aquellos llamados fondos garantizados. La banca huye de los más mínimos compromisos de trato favorable a los ahorradores.

El patrimonio de los fondos garantizados ha caido en 1.400 millones de euros en este 2013, y ya está por debajo de los 50.000 millones. Sigue siendo un tercio del total invertido en fondos, pero su peso está cayendo a marchas forzadas, y los fondos de renta fija están ya en 57.000 millones, son los líderes de este segmento de productos financieros. Es un fenómeno normal. LOs ahorradores se resisten, las familias siguen queriendo elegir los depósitos, pero la banca no quiere oír hablar de compromisos, estabilidad, tratamiento favorable a los consumidores... Quiere colocar fondos, y no renuncia a poner en el mercado otros productos tóxicos. Y las autoridades, mirando a otro lado.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente