Adicae - Impositores USUARIOS

Impositores USUARIOS

Martes, 21 de Agosto de 2018

La reordenación del sistema financiero exige reforzar la defensa de la competencia

Acceder al crédito, disponer de una cuenta corriente, etc., son ya necesidades básicas de los ciudadanos. El nuevo entorno regulatorio va a llevar a bancos y cajas de ahorros a maximizar beneficios y pretenderá cargarlo todo al consumidor que pagará unos servicios bancarios a un mayor coste. Pero muchos servicios financieros básicos -cuentas de ahorro, transferencias, etc...- son imprescindibles y no pueden convertirse en artículos de lujo

21-02-2011

Ampliar imagen

La restricción de crédito obedece a muchos factores: la existencia de activos inmobiliarios que lastran los balances de bancos y cajas, la morosidad al alza, la desconfianza de los mercados para prestar dinero a la Banca española... Todo ello determinan que los tipos de interés y condiciones en productos de endeudamiento se paguen a precio de oro.

El excesivo coste del crédito

El Banco Central Europeo estima que España es el país de la eurozona donde los tipos de interés de estas operaciones son más elevados. Este coste elevado es especialmente significativo en los créditos al consumo, donde la distancia es aún mayor. Así, por ejemplo, mientras que los hogares españoles tienen que pagar como media un 11,05% por un crédito al consumo con una duración inferior a un año, en la eurozona ese mismo préstamo está gravado con un 6,81%, lo que da idea de la diferencia. Si el plazo se amplía hasta los cinco años, el resultado es igualmente evidente: Un 8,23% en el caso español y un 6,43% en la eurozona.

Los préstamos hipotecarios más caros en las cajas de ahorros

Lo más llamativo de estos costes es que son las cajas de ahorros, entidades falsamente sociales inmersas en una fuerte crisis, quienes cobran más por prestar dinero para la adquisición de vivienda. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el tipo de interés medio de sus préstamos hipotecarios fue, en junio, del 4'11% - con un margen de beneficio del 1'76% con respecto a la remuneración de los depósitos- y del 3'77% para los bancos -0'94%-.

El riesgo de canales alternativos de crédito

Con la restricción de crédito por bancos y cajas de ahorros, pueden volver a aparecer canales “alternativos” de préstamo privado, verdadero nicho de abusos. ADICAE calificó a este sector de “cloacas de la banca” por sus condiciones gravosas para los consumidores en forma de intereses, gastos, cláusulas abusivas, etc. Por ello, es necesario reforzar la ley 2/2009, que regula la intermediación y concesión de crédito por negocios que no son bancos o cajas.
Esta ley otorga la competencia a las comunidades autónomas, que ni siquiera han emprendido actuaciones de desarrollo necesarias que marca la ley o campañas de inspección.

La reordenación del sector financiero se paga con dinero público

Hay otros condicionantes van a provocar un encarecimiento de los productos y servicios bancario. El primero son las fusiones, que se seguirán produciendo en el marco de la reordenación de un sector financiero que serios apuros fruto de su propio afán especulativo. El FROB es ya un adelanto con dinero público de estos costes, ya que el 75% del capital disponible (9.000 millones de euros) son desembolsados por el Tesoro Público. Es injusto socialmente que, además de refinanciar los

Un papel relevante para la defensa de la competencia

En un contexto de entidades más fuertes merced a las fusiones y con mayores costes, no dudarán en
incrementar sus ingresos de manera coordinada, soslayando así el funcionamiento de la “libre competencia” y por tanto un coste razonable en los precios.
Por ello es fundamental que los intereses de los consumidores ocupen un lugar cada vez más central
en sus estrategias de control empresarial. La realidad nos demuestra que los consumidores no están
en condiciones de determinar los precios. El gigantismo cada vez mayor de las entidades financieras y su acreditada potencia en márketing y publicidad crean hábitos sociales e imponen precios y actuaciones que condicionan el coste de los servicios que ofrecen. La defensa de la competencia debe ser una herramienta importante y más cercana a los usuarios.
Para ello es fundamental que los organismos que vigilan la competencia cuenten con las organizaciones de consumidores para llevar a cabo su tarea, fomentando vías de cooperación mutua, vigilar y denunciando las concertaciones de precios y costes.
Para ello es fundamental hacer participe a las asociaciones de consumidores denunciantes de las sanciones cobradas, una tradicional reivindicación de ADICAE que resulta fundamental para potenciar el papel de las asociaciones de consumidores y reforzar los derechos de los consumidores.

Las nuevas exigencias de capital dictadas por los organismos internacionales, denominadas Basilea III y Solvencia II (en seguros) provocarán una alza de precios en los seguros, préstamos, etc.

Basilea III, más exigencia de capital para los bancos, más coste para el consumidor

Basilea III tiene como objetivo reforzar la solvencia de los bancos, diseñando un marco regulatorio que pretende contrarrestar los efectos adversos de futuras crisis bancarias. Para ello se obliga a las entidades a destinar más capital para solventar las posibles pérdidas generadas por préstamos o inversiones fallidas.
Las entidades financieras deberán triplicar sus reservas de capital entre 2013 y 2019. Sin embargo deben hacerlo con “activos de calidad”, es decir, con dinero que sea propiedad exclusiva de las propias entidades financieras, no comprometiendo el de sus clientes. Estas exigencias también contribuirán al alza en los precios de precios en los productos bancarios.

Tasas a la banca, solución justa pero que no las repercutan al cliente

En cuanto a los “impuestos” a la Banca, se trata de una tasa “anticrisis” que se calculará en base al pasivo de cada entidad, excluyendo los fondos que ya se hayan cubierto en el sistema de garantía de depósitos que tienen varios países. La Unión Europea también quiere que el sector financiero contribuya más y mejor a los presupuestos generales de los Estados. Se han presentado dos opciones a los ministros de Economía: una tasa sobre la cuenta de resultados de cada entidad y otra
sobre cada operación financiera. La solución puede pasar por gravar más los beneficios distribuidos entre los accionistas mayoritarios y los bonus de los Consejos de Administración, incrementar el impuesto de sociedades; o su aportación a los respectivos Fondos de Garantía. Eso sí, es fundamental que para evitar que se descarguen al consumidor todos estos costes, se potencie y refuerce la labor de la Defensa de la Competencia.

Comisiones y gastos, principal medio de expolio

Bancos y cajas de ahorros han querido que la crisis la paguemos los consumidores, mentando
considerablemente sus comisiones, en una tendencia que se torna escandalosa desde el año 2006. Destaca especialmente la comisión de estudio de crédito hipotecario, que ha aumentado la friolera del 44’68%, o del mantenimiento de las cuentas de ahorro en un 22% o de mantenimiento de tarjeta anual de débito en un 32%.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente