usuarios
IMPOSITORES
DE BANCOS, CAJAS Y SEGUROS
EDICIÓN ON-LINE

La Comunidad de Madrid quiere hacer más claras las hipotecas, pero con información no basta

Desde la Comunidad de Madrid se está preparando una Ley de Transparencia de Contratación Hipotecaria que garantice mayor claridad en los préstamos hipotecarios y que el consumidor sepa exactamente lo que está firmando. Un paso adelante pero insuficiente, ya que hay muchas otras medidas a tener en cuenta.

16-09-2011

Ampliar imagen

Garantizar la transparencia a la hora de firmar un contrato hipotecario. Es el objetivo de la Ley de Transparencia de Contratación Hipotecaria que está preparando la Comunidad de Madrid, en la que se prevén multas de entre 15.000 y 600.000 euros para las entidades financieras cuyos contratos hipotecarios no sean claros.

Principalmente, exigirán que los bancos y cajas proporcionen información veraz, sencilla, clara y concreta sobre las condiciones del créditos y las obligaciones del consumidor si firma el contrato. Se especifica, además, que todo ello debe estar redactado de forma comprensible y con “el tamaño de letra adecuado para facilitar su lectura”, es decir, se elimina la llamada “letra pequeña”.

Un buen inicio… pero queda mucho por hacer

Desde luego, se trata de un buen comienzo en la protección de los consumidores en materia hipotecaria y el resto de Comunidades Autónomas deberían tomar ejemplo. Sin embargo, éste es solo el primer paso, puesto que fiarlo todo a la información no es suficiente. Hace falta atender también a las necesidades de otros colectivos, como aquellos que han perdido su vivienda por embargos bancarios, para quienes podrían habilitarse los pisos vacíos con que cuentan las Comunidades Autónomas.

Además, deberían tener en cuenta otras propuestas necesarias como la moratoria “STOP Embargos”, presentada por ADICAE ante los grupos políticos, que paraliza todo proceso de embargo durante 3 años, dando así un respiro al alrededor de un millón de familias hipotecadas que se encuentran en difícil situación. Y, por supuesto, deberían contar con las asociaciones de consumidores para conocer de cerca la realidad existente y las necesidades de los hipotecados.

Así, ADICAE presentará alegaciones a esta iniciativa para intentar profundizar más en la protección de los consumidores y pide a todas las Comunidades Autónomas que adopten ésta y otras muchas medidas para garantía de los hipotecados.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Impositores USUARIOS es la revista de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

Impositores USUARIOS excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.