Impositores USUARIOS

Martes, 25 de Septiembre de 2018

La tasa Tobin 'descafeinada', nueva excusa para atacar al consumidor

La Comisión Europea dio el pasado día 23 de octubre luz verde a la propuesta presentada por 10 países, entre ellos España, para instaurar un impuesto a las transacciones financieras de las entidades financieras. Este arancel, inspirado el la tasa Tobin, gravará mínimamente la compraventa de acciones, bonos y productos derivados. Aunque estas operaciones sean ajenas al consumidor, la banca no perdona: anuncia que repercutirá la tasa entre los usuarios.

25-10-2012

Ampliar imagen

 

La idea del impuesto a las transacciones financieras está inspirada en la tasa Tobin. Propuesta en 1971 por el premio nobel de Economía Jamens Tobin, ha habido que esperar a la crisis económica de 2008 para que los gobiernos la hayan considerado como una posibilidad real. La tasa Tobin, como se define en la actualidad, gravaría los movimientos financieros internacionales. Sin embargo, solo 10 países de la Unión Europea, entre ellos Alemania, Italia, España y Francia (que ya aplica un impuesto similar desde el verano) están a favor de aprobar este impuesto. Es un modelo menos ambicioso que el de Tobin, que establece un impuesto idéntico y coordinado entre muchos países. 

Un impuesto mínimo

El objetivo de este impuesto es frenar la especulación y repercutir sobre la banca parte de los costes de la crisis. Sin embargo, su gravamen es muy inferior a los impuestos que soportan los ciudadanos. Así, será del 0,1% para la compraventa de acciones y del 0,01% para los productos derivados, según la propuesta manejada hasta ahora por la Unión Europea. Según cálculos del Institute for Economic Research, su aplicación en los 10 países participantes (Alemania, Francia, Italia, España, Bélgica, Portugal, Austria, Grecia, Eslovenia y Eslovaquia) tendría un potencial de recaudación de 37.000 millones de euros. 

Repercusión para el consumidor

La iniciativa aún está en proceso de desarrollo, y en España ni siquiera se contempla en los Presupuestos del Estado para 2013, la banca no ha tardado en ponerse a la defensiva. Aún así, y a pesar de que es un impuesto destinado a las entidades financieras, desde los bancos ya han advertido su intención de trasladar el coste de esta tasa al consumidor que haga la transacción financiera, a través de subidas en las comisiones por operación. Las autoridades nacionales y europeas deberán estar vigilantes ante estas posibles repercusiones, que seguramente se generalizarán a todos los usuarios. Desde ADICAE se considera que no puede ser siempre el consumidor quien acabe pagando los platos rotos de la banca, y menos de un impuesto pensado para que por fin las entidades asuman parte de su responsabilidad en la crisis.

 

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente