Impositores USUARIOS

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Contratar un producto de ahorro a través de Internet: oscuridad e información sesgada

Los principales bancos no ofrecen toda la información necesaria a través de Internet de productos de ahorro como depósitos, fondos de inversión o planes de pensiones, aunque sí permiten su contratación. Estas prácticas son peligrosas para los consumidores, ya que no tienen acceso a una información que signifique una base sólida para tomar una decisión adecuada sobre la contratación o no de un determinado producto.

 

19-03-2013

Ampliar imagen

Internet podría ser un cómodo y seguro canal de ventas para los usuarios de banca que sepan manejar con soltura las nuevas tecnologías... si los bancos no hubieran trasladado a su 'modus operandi' de venta online las malas prácticas que suelen tener en sus sucursales físicas, especialmente falta de información sobre aspectos fundamentales de sus productos, tales como rentabilidad, riesgos, penalizaciones, comisiones, etc.

 

ADICAE ha analizado las webs de los principales bancos. Hay entidades que dan gran información, como distribución de la cartera de inversión de planes de pensiones; vencimiento, interés o penalizaciones de los depósitos; completas fichas de los productos; etc. Algo que, por otra parte, no es más que lo que exige la legislación. El problema es que no todas ofrecen la información que deberían y, además, no lo hacen de una manera fácilmente comprensible para los consumidores. 

Banco Santander apenas da información

La web del Santander es un escaparate con muchos adornos pero sin contenido. Sigue una política clara: No dar ninguna información a los consumidores para que visiten sus oficinas y allí los comerciales del banco puedan desarrollar toda su técnica comercial. 

Un claro ejemplo es su sección de depósitos. Se excusan diciendo que ofrecen unos plazos adecuados a las necesidades de cada cliente. La información puede ser engañosa, ya que dicen que los depósitos estructurados son “innovadores”. También dicen, sin aclarar si se refieren a los estructurados en general o a los que ellos ofrecen, que garantizan el 100% del capital inicial. Pero los depósitos estructurados son una amenaza para los ahorros de los consumidores: pueden ocasionar importantes pérdidas, tener el dinero secuestrado durante períodos de hasta 5 años o que parte del dinero se convierta en acciones que no deseamos. La frase con la que acaban el párrafo no admite dudas: “Pregunte en las oficinas del Santander la oferta que mejor se adapte. Ven al Santander”.

Si entramos en su sección de fondos de inversión la información no mejora. Se llega a decir que los fondos son “el producto ideal para construir un ahorro a largo plazo”, ¿ideal para quién, para los consumidores o para el Banco Santander? Dicen que ofrecen el mejor asesoramiento y con el producto más conveniente al perfil y a los requerimientos de sus clientes. Que les pregunten a los afectados de Valores Santander...

En la sección de planes de pensiones hay un pequeño listado con la gama de planes que ofrece la entidad, por lo menos obtenemos una información tan básica como la rentabilidad de los mismos y el vencimiento del primero de los planes, pero pinchamos en el segundo y ya sólo aparece su vencimiento, ni rastro de la rentabilidad.

BBVA: información compleja para consumidores sin conocimientos financieros

En el apartado de fondos de inversión la información facilitada por el BBVA puede resultar compleja para personas sin conocimientos financieros, ya que no se explica qué significan términos como “ventana de liquidez” o “valor liquidativo”. El banco ofrece una tabla con un ejemplo que no aclarará nada a las personas que no tengan esos conocimientos. Adjunta un enlace para acceder al folleto informativo del fondo en la CNMV, pero pinchamos y en lugar de llevarnos al folleto lo tenemos que buscar desde la web de la CNMV. Un disparate. BBVA tendría que explicar más en profundidad y con un lenguaje comprensible las características del producto y no poner trabas a la información. Como es habitual puede solicitarse más información rellenando un formulario de contacto.

Respecto a los seguros la información es muy general, se citan coberturas básicas. No se especifican las condiciones que se tienen que reunir para que los servicios estén cubiertos por el seguro, y no se profundiza ni en supuestos ni en cantidades.

La Caixa: información 'confidencial'

En la web de La Caixa las características de los depósitos contratables sólo están disponibles para los clientes de la entidad que tengan banca online, el resto puede conocer su importe mínimo y su plazo, pero el interés es una incógnita.

Banco Sabadell: Información sesgada

En la información que aparece en la sección de depósitos se dice que en caso de cancelación anticipada se aplicará una penalización que no podrá superar los intereses generados, pero no se dice cuál es. Tampoco se dice la cantidad mínima de inversión. 

En el apartado de planes de pensiones el acceso a información clara y suficiente resulta una utopía, no nos dicen la rentabilidad, el plazo, la composición de la cartera, la cantidad mínima,... nada.

Banco Popular esconde la rentabilidad

Para el Depósito Gasol indican que es necesaria una cantidad mínima de 300 euros y que la liquidación de los intereses podrá ser mensual o a vencimiento, pero no se cita el interés del depósito. Anteriormente, cuando el Depósito Gasol era de los más atractivos del mercado la entidad lo anunciaba sin ningún tipo de problema.

Ibercaja oculta algunos riesgos de sus productos

Ibercaja remarca que algunos de sus depósitos (como el plazo a 6 meses) sólo son contratables por banca electrónica y banca telefónica. Dicen que poder cancelar el depósito anticipadamente es una ventaja, algo muy discutible ya que aplican una comisión del 0,7%. La información del resto de sus depósitos es muy escasa.

Respecto a su depósito combinado (estructurado), dicen que es una fórmula de inversión innovadora que permite obtener una elevada rentabilidad sin olvidar la seguridad de nuestras inversiones. No citan ningún riesgo. En realidad el dinero estará retenido durante 4 años y la rentabilidad de parte de la inversión irá asociada a varios índices de Bolsa y, dado que se elimina cada año el índice con mejor evolución, obtener una rentabilidad apetecible será cada año más difícil.

En el apartado de planes de pensiones Ibercaja facilita varias definiciones de los tipos de planes, pero obviamente no citan ninguno de los riesgos de estos productos.

Las falsedades de Bankinter

“En el fondo, lo que importa, es una buena gestora. Con los fondos de inversión de Bankinter, conseguirá una gran rentabilidad”. Así reza la web de Bankinter. A este banco habría que recordarle que importa más la conveniencia que el producto tenga para el consumidor, su nivel de riesgo, fruto de su composición, la rentabilidad y las comisiones, así como que el capital inicial no está garantizado por ningún fondo de garantía. Dicen que el producto no tiene ninguna dificultad, algo rotundamente falso.

En el apartado de planes de pensiones nos explican las “ventajas” de hacer aportaciones periódicas. La persona que redactó el texto todavía debe estar recuperándose de semejante esfuerzo de aguda argumentación, como por ejemplo que si realizamos aportaciones periódicas no nos olvidaremos de realizar la aportación única a final de año para tener derecho a la deducción fiscal, que es más cómodo pagar poco a poco que de una sola vez y que el usuario escoge cuándo y cuánto aportar.

ING Direct sólo se cubre las espaldas

“Fondos sencillos y transparentes: Rentabilidad sin sorpresas”. ING dice que sus fondos son sencillos porque invierten en renta fija a corto plazo, renta fija mixta, renta variable española, europea y americana. La renta variable es cualquier cosa menos sencilla. Dicen que los fondos variables tienen un alto potencial de rentabilidad y al tratarse de una inversión a largo plazo se suavizan las posibles oscilaciones, sin mencionar sus riesgos: simplemente dicen que hay que diversificar para minimizarlos y que la inversión está sujeta a fluctuaciones. Parece ser que de esta manera ING pretende cubrirse las espaldas.

Respecto a los planes de pensiones obtenemos una información muy pobre. Hacen referencia a las comisiones (dicen que se paga un 1,25% pero no aclaran en concepto de qué, posteriormente averiguamos que es de gestión). Hablan de sus ventajas fiscales pero no de sus riesgos, como la falta de liquidez. 

[Ladilllin]Caja España-Duero obvia los riesgos de sus productos[/Ladillin]

En el apartado de depósitos no encontramos nada sobre las comisiones, penalización por cancelación anticipada o productos asociados. Puede solicitarse más información rellenando un cuestionario de contacto. Respecto a los fondos de inversión sólo se enumeran sus supuestas ventajas y no se mencionan los riesgos. En cuanto a los planes de pensiones, no dice explícitamente que tienen un riesgo de iliquidez. 

Las cajas rurales dan una información irrisoria

Este grupo de entidades ofrece una información irrisoria por su brevedad o inexistencia. Veamos un ejemplo. Entramos en el apartado de depósitos de Cajasiete y nos encontramos con lo siguiente:

Ampliar imagen

 

 

 

 

Pinche en la imagen para agrandarla.

La web de Bantierra sigue el mismo estilo, en el apartado de plazos sólo se dice que tienen un plazo de 1, 3, 6,12, 24 y 36 meses y tienen una retención fiscal del 21%. Ni rastro del interés, penalización por cancelación anticipada, comisiones, renovación a vencimiento, periodicidad del abono de intereses, etc. Una vergüenza. Lo mismo ocurre en el apartado de hipotecas.

Qué información deberían facilitarle a través de la banca online

A la hora de contratar un producto financiero a distancia -por Internet o teléfono- los bancos deben suministrar, con tiempo suficiente y antes de que el consumidor asuma cualquier obligación derivada de la oferta o del contrato, al menos esta información.

Con quién contrata: Quien se comunique con el consumidor debe identificarse e identificar la entidad que representa (número de registro público y autorización por el supervisor correspondiente), su actividad principal y su dirección de contacto.

Descripción del servicio: El banco debe describir las principales características del servicio o producto.

Qué cantidad total deberá pagar: Durante la contratación y antes de la firma tienen que comunicarse el precio total, incluidas comisiones, cargas y gastos.

Impuestos que deben pagarse: Tienen que indicar todos los impuestos que haya que pagar como consecuencia de la contratación, ya que esto va a influir en el precio final del producto o servicio contratado.

Tiempo de validez de la información facilitada: Tendrán que informar del período de tiempo en el que la información que le facilitan es válida.

Cómo pagar: Deben informar de las modalidades y formas de pago.

Costes suplementarios: Cualquier coste suplementario unido a la utilización de la comunicación a distancia debe ser comunicado.

No reembolso por riesgos especiales: El banco debe informar de la posibilidad de que no se reembolsen la totalidad de los ahorros depositados en el caso de que el producto implique riesgos especiales (escasa o nula liquidez).

Aumento del precio por características del producto: Deben informar en el caso de que el precio del servicio se incremente de manera significativa por sus propias características.

Plan de pensiones, ¿dónde irá su dinero?: En este caso se debe informar de que las cantidades aportadas y el ahorro generado se destinarán únicamente a cubrir situaciones previstas en el contrato y no podrán ser recuperados para otro fin distinto que las excepciones contempladas en dicho contrato.

Cómo reclamar: El banco, en el momento de contratar, debe informar de qué medios de reclamación tiene en caso de surgir algún problema con el servicio o producto contratado, primero ante el Servicio de Reclamaciones de la entidad y posteriormente ante Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores o Dirección General de Seguros.

Fondos de garantía: El consumidor debe ser informado de la existencia de fondos de garantía u otros mecanismos de indemnización, de carácter obligatorio o voluntario.

Lamentablemente las entidades han abarcado un canal de información en el que no les interesa facilitar datos claros, útiles y suficientes sobre los productos comercializados. Siguen utilizando ganchos comerciales, dando información parcial sobre alguna característica de sus productos para que los consumidores acudan a las oficinas para conocer más datos y allí los comerciales puedan desarrollar sus técnicas de venta. Internet no es un canal de contratación bancaria eficiente hoy en día. 

En las webs de los bancos sólo se resaltan las supuestas ventajas de los productos, rara  vez se habla sobre sus riesgos y si eso sucede es de refilón. ¿Por qué no se incluyen formularios para conocer los riesgos que están dispuestos a soportar los pequeños ahorradores? ¿por qué no se habla explicitamente de lo peligrosos que pueden resultar a algunos consumidores los planes de pensiones, fondos de inversión o depósitos estructurados? ¿por qué nos engañan camuflando esos productos bajo una apariencia de innovación?  

 

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente