usuarios
IMPOSITORES
DE BANCOS, CAJAS Y SEGUROS
EDICIÓN ON-LINE

CaixaBank y BBVA aprovechan para emitir 28.000 millones en productos complejos que intentarán colocar entre pequeños ahorradores

Bonos y obligaciones, cédulas hipotecarias, cédulas territoriales, warrants... CaixaBank y BBVA pretenden emitir hasta 28.000 millones de euros en productos complejos, de los que colocarán una cantidad indeterminada a pequeños ahorradores con el objetivo de eliminar deuda. Si los contrata, el consumidor tendrá retenidos sus ahorros durante un largo periodo de tiempo y, además, con una rentabilidad muy difícil de prever.

20-08-2013

Ampliar imagen

Hacía muchos meses que la banca no emitía productos tóxicos de ahorro 'de nuevo cuño' con la intención de captar el ahorro de los inversores de a pie. Parecía que la banca española había olvidado el modus operandi de ventas masivas de productos complejos como participaciones preferentes, deuda subordinada, pagarés... con los que ha atrapado los ahorros de cientos de miles de familias. Pero nada más lejos de la realidad. CaixaBank y BBVA han indicado en las últimas semanas su intención de emitir hasta 28.000 millones de euros en productos tóxicos, y enfocar un porcentaje todavía indeterminado de su venta a los pequeños ahorradores.

Ha sido CaixaBank la que ha decidido emitir un mayor paquete de su deuda con el envoltorio de diversos productos. Se trata de hasta de 25.000 millones de euros en “valores no participativos”: bonos y obligaciones subordinadas, obligaciones subordinadas especiales, cédulas hipotecarias, bonos y obligaciones estructurados, bonos hipotecarios y cédulas territoriales. ¿Qué riesgos tienen estos productos? Lo analizamos:

Bonos, obligaciones subordinadas y obligaciones subordinadas especiales

La deuda subordinada, además de no contar con el aval del Fondo de Garantía de Depósitos y tener menos garantías de cobro en caso de quiebra de la entidad que los emite, tiene mucha menos liquidez que otros títulos como, por ejemplo, las acciones, ya que cotiza en el mercado secundario, en el que es mucho más complicado encontrar comprador antes del vencimiento. Eso si hay vencimiento, ya que en el caso de las obligaciones subordinadas especiales, también llamadas perpetuas, no lo hay por lo que son muy parecidas a las participaciones preferentes.

Cédulas y bonos hipotecarios

Son bonos sostenidos como garantía con préstamos del banco emisor, ‘cubiertos’ por una serie de créditos. El consumidor le presta dinero al banco y tiene como garantía préstamos hipotecarios de otras personas. El banco a su vez utilizará lo que el consumidor invierta para nuevos préstamos. Son un producto muy beneficioso para la banca, ya que son a largo plazo y, a pesar de que la entidad paga más al consumidor que por un depósito a plazo fijo, juega con la supuesta dificultad de perder liquidez.

Funcionan como una mezcla entre un depósito a plazo fijo a largo plazo y un bono: por un lado el consumidor debería recuperar lo invertido más el tipo de interés acordado una vez que venza el título; y, por otro lado, son un bono porque se venden en el mercado secundario AIAF -que se hizo famoso por ser en el que se negociaban las participaciones preferentes- en caso de necesitar liquidez. Son un producto complejo y arriesgado porque, a diferencia de los depósitos, no están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos y porque deben venderse en un mercado secundario, el AIAF, con la posible pérdida de rentabilidad que conlleva ya que se trata de un mercado muy difícil y que con la crisis financiera está prácticamente colapsado. 

Cédulas territoriales

Son similares a las cédulas hipotecarias, con la diferencia de que se encuentran respaldadas por los préstamos y créditos concedidos por el emisor al Estado, a las Comunidades Autónomas, y otros entes locales y organismos autónomos, así como otras entidades pertenecientes al Espacio Económico Europeo. 

Bonos y obligaciones estructurados

Son productos cuya rentabilidad está ligada a la evolución de otros productos: una acción bursátil, un índice (Ibex35, Eurostoxx, etc.), un tipo de interés (Euribor, Libor, etc.) o un tipo de cambio (por ejemplo el euro-dólar). Puede sufrirse la pérdida total o parcial de la inversión.  

BBVA, 3.000 millones en warrants

Un warrant es, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), “un producto negociable que incorpora el derecho de comprar o vender un activo -subyacente- a un precio  determinado”.

Quien adquiere un warrant tiene el derecho pero no la obligación de comprar o vender el subyacente en la fecha de vencimiento. Que el consumidor ejerza o no ese derecho dependerá de cuál sea en ese momento el precio del subyacente -precio de liquidación- en relación con el precio de ejercicio.

Existen dos tipos de warrants:

- Warrants de compra o ‘call warrant’: Otorgan al titular el derecho a comprar el activo subyacente al precio de ejercicio. Si el precio del subyacente -precio de liquidación- es superior al de ejercicio, el contrato se liquidará por abono al titular de la diferencia resultante.

- Warrants de venta o ‘put warrant’: El titular adquiere el derecho a vender el activo subyacente al precio de ejercicio. Si el precio de liquidación es inferior al de ejercicio, el contrato se liquidará abonando al titular la diferencia resultante.

En resumen, el warrant es una apuesta: El cliente apuesta ‘x’ dinero –precio del warrant- a que el activo en cuestión –subyacente- sobrepasa, en el caso del call warrant, cierto valor límite antes de la fecha de vencimiento. O bien baja de cierto valor, para el put warrant. Según se acerca la fecha de vencimiento pueden ocurrir dos cosas. Si la tendencia es optimista y el pronóstico apunta a cumplirse, los warrants son muy codiciados. Si no, pierden valor. Si se gana la apuesta, el cliente gana la diferencia entre el valor del subyacente y el valor límite, multiplicado por el número de warrants que haya adquirido. Si la pierde, quizá pierda todo lo invertido e, incluso, tenga que pagar todavía más dinero.

Consulte las fichas de estos productos en los folletos de emisión registrados en la CNMV

El peligro de 'quitas' en caso de quiebra

Tanto CaixaBank como BBVA dejan claro en sus folletos de emisión que destinarán una parte de estos productos a colocarlos entre sus clientes minoristas, mediante la venta directa en sus sucursales. Hay que recordar que el Real Decreto-ley 24/2012, de 31 de agosto, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, permite a los bancos destinar a simples ahorradores hasta el 50% de las emisiones de productos de deuda convertibles.

Además actualmente se está debatiendo a nivel europeo una Directiva de Rescate y Resolución de entidades de crédito mediante la que las autoridades podrían depreciar el valor de bonos y obligaciones -tanto simples como estructuradas en caso de dificultades económicas para la banca. Es decir, algo similar a las quitas que ya han sufrido los preferentistas de las cajas rescatadas... y con sello institucional. 

Como vemos la banca sigue queriendo ‘secuestrar’ los ahorros de los consumidores con productos que le ayuden en sus negocios o que les permitan ‘soltar’ su propia deuda y reforzar su balance. ¡No se fíe de la labia de sus comerciales! Y, si tiene dudas, acuda su sede de ADICAE más cercana antes de firmar cualquier contrato con su banco.

Comentarios: 3

3 - 23-10-2013 - 15:52:02 h
HOLA, EL BBVA ME ESTA OFRECIENDO UN PIAS, PERO NO ME FIO. TENGO 45 AÑOS Y DE MOMENTO MIS INGRESOS SON MINIMOS .SOLO TENGO UNOS PEQUEÑOS AHORROS QUE LO MAS SEGURO QUE TENGA QUE UTILIZAR EN MEDIO PLAZO .O MEJOR HACER UN DEPOSITO ON LINE POR 6 MESES.

2 - 18-09-2013 - 16:42:58 h
En cajasur, en nombre de mis hijos, me concedieron las hipotecas para ellos y no me dijeron nada sobre la clausula suelo, ese gol se lo endiñaron a mis hijos, y nos hemos enterado por la prensa de que existía esa clausula.

1 - 11-09-2013 - 18:04:55 h
HOLA. A MÍ EL BBVA ME HA QUITADO LA CLAUSULA SUELO QUE TENIÍA CON ELLOS DESDE EL AÑO 2003. PERO QUISIERA SABER QUE TENGO QUE HACER PARA QUE ME DEVUELVAN LO COBRADO DE MÁS DESDE S ESA FECHA. SI TENGO QUE DENUNCIARLO Y DONDE Y SI USTEDES PODRÍAN HACERMELO? MUCHAS GRACIAS Y UN SALUDO

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Impositores USUARIOS es la revista de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

Impositores USUARIOS excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.