Impositores USUARIOS

Miércoles, 18 de Julio de 2018

El Banco de España vende la moto de que va a agilizar sus inspecciones preventivas; a buenas horas...

El Banco de España ha elaborado un proceso de "actualización de los procedimientos de la Dirección General de Supervisión" que, en síntesis, trata de manifestar el compromiso del supervisor por agilizar sus inspecciones, reforzar la comunicación entre sus inspectores y sus ejecutivos, y vigilar con plazos cortos que las resoluciones que salgan sean cumplidas por la banca de manera satisfactoria. Buena medida, si se hubiese aplicado diez años antes... Y si prestara atención real a los derechos de los consumidores.

01-10-2013

Ampliar imagen

La Comisión Ejecutiva del Banco de España ha aprobado su "nueva Circular Interna de Procedimientos aplicados en la Dirección General de Supervisión" elaborada a partir de la revisión de los procedimientos supervisores realizada en cumplimiento de lo establecido en el apartado 24 del Memorando de Entendimiento, que fue suscrito entre las autoridades españolas y autoridades europeas el 20 de julio de 2012 para rescatar a la banca española.

El Banco de España se compromete a que estos nuevos procedimientos "serán de obligado cumplimiento en las actuaciones supervisoras que se realicen a partir de 2014 pero, en la medida de lo posible, la Dirección General de Supervisión los irá adoptando en lo que resta del presente año. Se trata de siete puntos, con arreglo al comunicado publicado por el propio Banco de España, con los que el supervisor trata de vender su compromiso por reforzar las inspecciones que el BdE viene realizando a la banca, mejorar la comunicación interna y vigilar que se cumplan sus dictámenes.

"Formalización del seguimiento continuado in situ y a distancia

El Banco de España quiere formalizar los seguimientos a entidades, in situ y a distancia, "en un informe periódico, similar al informe de inspección, que recogerá los aspectos más relevantes de las diferentes notas realizadas. El propósito es que de todas las actuaciones supervisoras resulten escritos de recomendaciones o requerimientos a las entidades, aun en el caso de que la entidad haya corregido las deficiencias detectadas por el equipo de inspección".

Quiere el supervisor que a principios de cada año se envie escrito de comunicación de inicio del seguimiento a la entidad, se elabore una nota previa con el alcance de los trabajos a realizar y se entreguen los correspondientes mandatos al equipo de inspección, de forma similar a como se viene haciendo en el caso de las visitas de inspección, en el caso de que el banco investigado lo sea in situ.

Mayor agilidad de las actuaciones supervisoras

Ampliar imagen

Sigue el BdE, que establece también un protocolo escrito de comunicación y vigilancia de las exigencias derivadas de sus inspecciones, "con el objetivo de que las entidades adelanten todo lo posible la corrección de deficiencias detectadas por los equipos de inspección" Asimismo, se compromete un "mayor detalle en la regulación del procedimiento de verificación del cumplimiento de los escritos de requerimientos", con plazos más cortos de cumplimiento y la redacción de un informe final.

El Banco de España quiere mayor simplificación de tareas y mejora en la asignación de recursos, que establece una fórmula de seguimiento estandarizado "simplificado, a distancia, basado en alertas trimestrales, a partir de la información de los estados reservados y de la central de información de riesgos, cuya finalidad será detectar potenciales problemas futuros de liquidez, solvencia o rentabilidad". Aquí está una de las claves de este protocolo, que vuelve a desnudar las prioridades del supervisor.

Los consumidores no le importan al BdE

De esta filosofía básica, detectar problemas de solvencia y viabilidad, proviene el tradicional sesgo del Banco de España, profundamente insolidario con las reivindicaciones de los consumidores. Bien está que se agilicen y se modernicen los protocolos de inspección, cosa que debería haberse llevado a cabo una década antes. Pero el esfuerzo, que está por confirmarse, será vano si se siguen sin tener en cuenta los problemas de los usuarios, los clientes de esa banca que sólo existe para asegurar su rentabilidad a ojos del BdE.

No es de extrañar que el 99% de las resoluciones del organismo regulador tengan que ver con asegurar estos requisitos de solvencia impuestos desde el exterior, y apenas nada haya sido investigado en relación con los consumidores, si se adecuan los productos a su perfil, o si hay abusos. En su cruzada por asegurar el oligopolio financiero español, el Banco de España pasa por encima de los consumidores. Los hay que protestan, no obstante. Y algunos, además, obtienen respuesta positiva del servicio de Reclamaciones del BdE. No importa; apenas el 20% de sus resoluciones favorables luego son cumplidas por la banca.

En fin, el Banco de España dice que hará una "revisión anual del tipo de supervisión que se aplicará a las distintas entidades durante el año siguiente. Cada año, el marco de supervisión recogerá la lista de entidades a las que se aplicará cada tipo de supervisión a lo largo del año siguiente: seguimiento continuado in situ, seguimiento 'a distancia' y seguimiento a distancia simplificado". Bueno será si en alguna de esas revisiones hay un apartado dedicado a los ciudadanos; mejor, que se ponga en marcha el modelo de doble supervisor, para entidades bancarias y para consumidores, un modelo existente en otros países y que asegura que los vigilantes de la solvencia de los bancos y los vigilantes de su trato con los usuarios tengan el mismo nivel de independencia y poder para establecer medidas correctoras.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente