Impositores USUARIOS

Sábado, 29 de Abril de 2017

La UE reduce las retribuciones variables por vender productos de ahorro con riesgo, pero sigue dejando en manos del banco su colocación en el mercado

La CNMV acaba de notificar a la Autoridad Europea de Valores, ESMA, la aceptación de sus nuevas directrices sobre políticas y prácticas de remuneración dentro de las comercializadoras de productos de ahorro e inversión. El objetivo de estas directrices, desligar del volumen de ventas puro y duro la retribución de los empleados de estas empresas, en especial la venta de productos de riesgo, e incluir en sus salarios variables parámetros como la transparencia y la satisfacción de los clientes. Se echa de menos, sin embargo, un mayor control sobre la propia colocación de estos productos.

09-01-2014

Ampliar imagen

Un tímido paso en la buena dirección, que tendrá que completarse con medidas tendentes a reforzar la autoridad y la acción sancionadora de la CNMV. La Autoridad Europea de Valores y Mercados, en adelante ESMA, tiene ya en marcha sus “Directrices sobre Políticas y Prácticas de remuneración (MiFID)”, que se aplicarán a partir del 1 de febrero de 2014. Estas directrices, dice la CNMV, "mejoran la protección del inversor ya que refuerzan la correcta gestión de los conflictos de interés y la aplicación del deber de actuación en interés del cliente en el ámbito de las retribuciones al personal".

Algo más claro lo explica la propia CNMV después. Estas directrices tratan de recoger los criterios que las entidades comercializadoras de productos de ahorro e inversión, en España bancos fundamentalmente, deberán tener en cuenta "en el diseño, implantación y control de la remuneración al personal en contacto con la clientela o con un impacto significativo en el servicio prestado". Diagnostican los supervisores que una política retributiva excesivamente cortoplacista y vinculada directamente a la venta pura y dura fue clave a la hora de generar fraudes como las preferentes, que volatilizaron el ahorro de cientos de miles de consumidores.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha notificado a ESMA su intención de cumplir con las Directrices y por tanto, las tendrá en cuenta en el ejercicio de su actividad supervisora. La incorporación de los criterios en los procedimientos de supervisión de la CNMV implica, dice el supervisor, "que se prestará especial atención al riesgo potencial de conflicto de interés y falta de actuación en mejor interés del cliente que pudiera surgir con motivo no sólo de la ausencia de controles adecuados, sino del propio diseño de los esquemas de remuneración y objetivos comerciales".

Incentivos por buenas prácticas

En su comunicación, la CNMV subraya "aquellos aspectos prácticos derivados de las directrices de ESMA que se estima necesario que las entidades revisen especialmente para que los sistemas de remuneración y objetivos comerciales cuenten con un nivel de cumplimiento apropiado de los requisitos MiFID sobre conflictos de interés y actuación en mejor interés del cliente". El objetivo, que las remuneraciones variables incluyan también una serie de buenas prácticas basadas en la transparencia y la satisfacción del cliente.

Ampliar imagen

"Cuando la remuneración total o parcial" de los vendedores "sea variable y se establezca en función del volumen de ventas", advierte la CNMV, "es necesario que los parámetros de determinación de la remuneración se basen adicionalmente en criterios cualitativos que permitan alinear los intereses de la entidad con los del cliente y no incentiven criterios cortoplacistas y en único interés de los primeros en detrimento de los últimos". "Entre estos criterios se encuentra el cumplimiento de las normas de evaluación de la idoneidad y de la conveniencia, o la adecuada información al inversor, el grado de satisfacción del cliente, el número de reclamaciones..."

"La entidad debe comprobar", continúa la CNMV, "que el margen de las oficinas o cualquier otro elemento utilizado para determinar la retribución variable del personal de la red comercial no esté vinculado de forma directa con la venta de un producto específico o de una categoría de productos muy limitada". Asimismo, "especial atención ha de tenerse ante sistemas de remuneración basados en fórmulas que den lugar a una complejidad excesiva y elementos que incrementen el riesgo de conflictos de interés". 

Sobre la aparición de nuevos productos

Siendo meridianamente claras estas directrices al respecto de las remuneraciones de los vendedores, no son tan atrevidas a la hora de poner coto al diseño y la colocación de los propios productos tóxicos. "Con carácter general en los procedimientos de lanzamiento de nuevos productos", dice la CNMV, "se deben adoptar los requisitos organizativos necesarios para tener en cuenta los riesgos que se pudieran derivar del sistema de remuneración aplicable. Así con carácter previo al lanzamiento de un nuevo producto, se debería evaluar si la retribución asociada a la distribución del mismo" es conforme "con las políticas de la entidad y no crean riesgos de conflictos de interés o de normas de conducta". Vaga recomendación...

Es aquí donde muy probablemente esta nueva directriz europea será poco más que un alivio parcial de los riesgos que sufren los ahorradores. Sin una apuesta clara y decidida por poner coto a la proliferación de productos de ahorro tóxico, y sin una intención clara de limitar taxativamente su venta sólo para perfiles de inversor con conocimientos previos demostrables, las políticas retributivas tendrán impacto a la hora de mejorar las prácticas bancarias, pero al final sigue quedando en manos del banco, de los ejecutivos del banco, decicir si las 'preferentes del futuro' vuelven a colocarse en los mostradores de las oficinas bancarias de nuestros pueblos y ciudades.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente