Impositores USUARIOS

Jueves, 21 de Junio de 2018

La defensa colectiva de los consumidores que impulsa ADICAE se ve respaldada por importantes decisiones judiciales

Cinco recientes resoluciones judiciales han respaldado de forma inequívoca la acción judicial colectiva que promueve ADICAE, frente a las estrategias de las entidades bancarias, que buscan que cada caso se juzgue de manera individual. Un importante paso para resolver casos como el de las preferentes, los 'swaps' o las cláusulas suelo.

28-04-2014

Ampliar imagen

La crisis financiera, y los años de abusos que la precedieron, ha dejado tras de sí un sinfín de escándalos en los que los consumidores han sido víctimas la voracidad de las entidades financieras, que han esquilmado la economía de las familias tanto a través del ahorro como con cláusulas abusivas en créditos e hipotecas. Frente a estos fraudes sistemáticos, de los que fueron objeto indistinguido cientos de miles de consumidores, ADICAE ha planteado como solución la acción colectiva, una vía que está recogida en la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) y la Ley de Consumidores y Usuarios. Diversos avances hacen que esta opción tome fuerza.

Las preferentes de Bankia, abierta a todos los afectados

El Juzgado Mercantil número 5 de Madrid confirmó en un auto el pasado 27 de febrero de 2014 la admisión de la demanda colectiva de ADICAE, que agrupa a 3.200 afectados, y supendió el procedimiento dos meses para que se sumen todos los afectados. El magistrado acepta en su auto resolver sobre la acción de cesación, la de publicidad engañosa, la nulidad por abusividad de las condiciones y la petición de daños y perjuicios. El auto, al tumbar las pretensiones de 'individualizar' caso por caso el fraude que planteó la defensa de la entidad, respalda las tesis de ADICAE. 

El principal vuelco que supone este auto viene de que plantea la posibilidad de aplicar el Art. 15 de la LEC relativo a la publicidad e intervención en procesos para la protección de derechos e intereses colectivos y difusos de consumidores y usuarios, de manera que “se llamará al proceso a quienes tengan la condición de perjudicados por haber sido consumidores del producto o usuarios del servicio que dio origen al proceso, para que hagan valer su derecho o interés individual”. Siguiendo este mismo artículo, se determina que se suspende el proceso por un plazo de dos meses y se hará un llamamiento para que se sumen a la demanda aquellos perjudicados que así lo deseen, tras lo cual el proceso se reanudará. De esta manera, se respalda la acción colectiva para afrontar un abuso que se ejerció de forma masiva.

Preferentes de la Caja Insular de Canarias: fraude colectivo, solución colectiva

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia admitió a trámite el 14 de abril la demanda colectiva presentada por ADICAE contra la Caja Insular de Ahorros de Canarias y aceptó la ampliación de la misma para incluir a 26 afectados más por el fraude de las participaciones preferentes que comercializó esta entidad, ahora integrada en Bankia.

En el auto judicial, una vez más se respalda la tesis de ADICAE sobre el carácter colectivo del fraude de las preferentes y la necesidad de darle respuesta mediante la acción judicial colectiva. Según el juez, “no se aprecia incompatibilidad de la acumulación subjetiva y objetiva”, por lo que declara que procede la admisión a trámite de la demanda acumulada. El magistrado acepta resolver sobre las reclamaciones de ADICAE en lo relativo a la acción de cesación, la nulidad por abusividad de las condiciones, la petición de daños y perjuicios causados, y por la operación de canje realizada del 75% del valor de las participaciones preferentes en acciones de Bankia.

La macrodemanda de cláusulas suelo queda desbloqueada

En un auto del pasado 6 de marzo, el Juzgado Mercantil número 11 de Madrid rechaza los recursos que han mantenido paralizada la demanda colectiva de ADICAE, a la que se han sumado más de 15.000 hipotecados, y en la que la Asociación solicita la declaración de abusivas de las cláusulas suelo, la nulidad de las mismas y la devolución de las cantidades indebidamente pagadas por los hipotecados. De esta manera, rechaza los argumentos de las entidades demandadas, reafirmando la competencia del juzgado mercantil para conocer de la acción colectiva de ADICAE y de la abusividad y nulidad de las cláusulas suelo, y confirmando la procedencia de que a la demanda de ADICAE se hayan incorporado 15.000 afectados.

Así, la macrodemanda queda desbloqueada y se retoman el curso de las acciones. El juzgado considera que procede acumular las dos peticiones de ADICAE, la declaración de nulidad y la devolución de las cantidades cobradas de más, ya que “es lógico, justo y procedente” que si se estima la nulidad, se contemple a a continuación la restitución del dinero indebidamente cobrado. Aunque este juzgado no puede decidir sobre la acción de nulidad de la cláusula suelo por vicio en el consentimiento de los consumidores afectados, si puede dictaminar en lo referente acción de nulidad de una cláusula considerada como condición general de la contratación, por tanto, algo que afecta al conjunto de los consumidores a los que se aplicó. Como la reclamación de cantidades es accesoria a la acción de nulidad de la condición general del contrato, es una acción que también ha puede ocupar al juzgado de lo mercantil. 

Por lo tanto, en caso de declararse la abusividad y nulidad de las cláusulas suelo, la eliminación de la cláusula y cese en su aplicación afectaría a todas las hipotecas con “suelo” de todas las entidades, y no sólo a las de los 15.000 consumidores que demandan con ADICAE. Supone por tanto un auténtico impulso a la acción colectiva, y una demostración de que la vía coletiva puede lograr avances en favor de todos los consumidores.

Las 'preferentes vascas', casos “idénticos” que deben juzgarse colectivamente

En el 'caso Eroski' se produjo la mala comercialización de las conocidas como las 'preferentes vascas', las Aportaciones Financieras Subordinadas de Eroski. BBVA fue una de las entidades que comercializó este producto complejo, y ADICAE agrupó en una demanda a 71 familias afectadas por este fraude. El Juzgado de lo Mercantil nº1 de Bilbao condenó el pasado 27 de enero a esta entidad a devolver los ahorros a 68 de estas familias, y fue de nuevo una prueba de que las demandas colectivas son la solución más eficaz para resolver estos abusos financieros masivos.

Antes de que el juzgado dictara sentencia, BBVA trató de que este caso fuera tratado de manera individualizada, de manera que se examinara por separado la situación de cada afectado. Frente a esto, el juzgado de lo Mercantil de Bilbao estimó que “las partes están legitimadas para reclamar y soportar reclamaciones que se efectúan en la demanda y el órgano competente resulta ser este juzgado de lo Mercantil, ningún obstáculo procesal existe para ventilarlas todas en un único procedimiento de conformidad con lo dispuesto en los Art. 71 y 72 de la LEC que permiten acumular en un mismo proceso distintas acciones contra los demandado (71.2) o que varios demandantes acumulen contra los demandados las pretensiones que pretendan ejercitar”. 

Frente a las pretensiones de BBVA para que el procedimiento se individualizara, el Juzgado de lo Mercantil determina en esta sentencia que “la resolución judicial de las reclamaciones de los demandantes debe hacerse “caso por caso”. Y se ha hecho. Lo que ocurre es que todos los casos son sustancialmente idénticos”, señala el Juzgado, e incluso la sentencia los califica como “prototípicos”. El juzgado se reitera en la acumulación del procedimiento estableciendo que “Todos los casos son idénticos: mismo producto, misma dinámica de contratación y el mismo perfil contratante (cliente minorista)” [...] “La forma de colocación del producto ha sido idéntica: información verbal de las características por los comerciales del banco y sin entregar a los contratantes documento escrito alguno donde consten dicha características en el momento de la contratación o antes”.

Por tanto, el Juzgado nº1 de lo Mercantil de Bilbao respaldó así la idea que que, ante un fraude de carácter masivo, con el mismo 'modus operandi para todos los casos - “por intereses comerciales”, BBVA no advirtió a los consumidores del riesgo que corrían al contratar este producto-, la solución ha de ser colectiva para el conjunto de afectados.

'Swaps' hipotecarios de CaixaGalicia: la Audiencia da la razón a ADICAE

En un auto del pasado 6 de marzo, la Audiencia Provincial de A Coruña da la razón a ADICAE al admitir que continúe el proceso de la demanda colectiva, con más de 1.500 afectados, por la venta engañosa de 'swaps' (contratos de permuta financiera) hipotecarios llevada a cabo por CaixaGalicia, ya que colocó este derivado financiero a los consumidores como si de un seguro frente a la subida de tipos se tratase. Esto generó a los consumidores un importante perjuicio económico.

En su demanda colectiva ADICAE solicita la devolución a los afectados de las cantidades pagadas en aplicación de este producto, así como una indemnización por daños morales. En noviembre de 2012 el Juzgado de Primera instancia número 9 de A Coruña, además de dictaminar la separación de la acción de cesación de ADICAE de la de nulidad contractual ejercida también en la demanda, resolvía la imposibilidad de abordar en un mismo procedimiento la reclamación de los afectados sumados al proceso, a los que emplazaba a interponer demandas individuales. De esta manera, se cumplían las pretensiones de CaixaGalicia, interesada en “individualizar” el caso y que los consumidores tuvieran que ir de uno en uno a demandar.

ADICAE recurrió esta resolución y la Audiencia Provincial la revoca en parte, confirmando las tesis defendidas en la demanda de ADICAE sobre el carácter colectivo del fraude y la necesidad de abordarlo mediante la acción judicial colectiva contemplada en la ley para este tipo de casos. Así, estima que procede analizar la nulidad de los contratos de los afectados incluidos en la demanda en su conjunto. La Audiencia señala en su auto que “el hecho dañoso común es la suscripción de los contratos de permuta financiera  (…) Y la nulidad que se solicita no se fundamenta en la mayor o menor capacidad, inteligencia, conocimiento, experiencia u otros factores personales de cada uno de los consumidores perjudicados analizados desde un punto de vista individual.” . Para la Audiencia, “se ejercitan acciones colectivas, basadas en un hecho colectivo: una publicidad o una forma de actuar engañosa colectivamente. No son una acumulación de acciones individuales personalísimas, donde cada uno de los consumidores alega unas razones personalísimas para una incorrecta formación de su concreta voluntad a la hora de prestar  consentimiento”. 

Por otro lado, la Audiencia sí estima que la acción de cesación ejercitada por ADICAE debe dar origen a un procedimiento “ad hoc” relativo a la existencia de cláusulas abusivas, publicidad y malas prácticas, en concreto la de comercializar un producto complejo a personas no adecuadas para ello. Por tanto, debe separarse la acción de cesación de la del resto de acciones de nulidad, dando lugar a otro procedimiento en el Juzgado de lo Mercantil.

Más allá de esto último, una cuestión formal, lo destacable es que la Audiencia de A Coruña ordena que se retome el procedimiento iniciado en su momento por ADICAE y se convoque la correspondiente audiencia previa, reconociendo a ADICAE, como asociación de consumidores, la legitimidad para actuar en esta demanda y resolviendo la correcta acumulación de acciones ejercitada por la Asociación (acciones de nulidad, anulabilidad, resolución e indemnización). Por lo tanto, ante un fraude masivo, como la colocacion de 'swaps' hipotecarios, se confirma de nuevo la acción judicial colectiva como solución.

La reforma de la Ley de Consumidores y Usuarios recoge algunas de las propuestas de ADICAE en defensa colectiva

Estas recientes resoluciones judiciales ratifican que la vía colectiva defendida por ADICAE es la más lógica y accesible para los consumidores afectados por fraudes masivos. Además, suponen un revés para la estrategia de las entidades financieras, que han tratado en todo momento de obstaculizar la justicia y hacer acudir a las víctimas de sus abusos a los juzgados de una en una. Estas decisiones judiciales abren la puerta a que, ante los fraudes masivos, haya resarcimientos colectivos, lo que puede servir para que las entidades se lo piensen dos veces antes de tratar de abusar indiscriminada y sistemáticamente de la confianza de sus usuarios.

Pero no solo en el camino judicial se han dado pasos en la dirección correcta. La reciente aprobación de la reforma la Ley General de Consumidores y Usuarios ha tenido en cuenta una propuesta de ADICAE para aclarar y consolidar  la defensa colectiva de los usuarios. El nuevo texto recoge expresamente la posibilidad de acumular a "cualquier acción de cesación", "la de nulidad y anulabilidad, la de incumplimiento de obligaciones, la de resolución o rescisión contractual y la de restitución de cantidades que se hubiesen cobrado en virtud de la realización de las conductas o estipulaciones o condiciones generales declaradas  abusivas o no transparentes, así como la de indemnización de daños y perjuicios que  hubiere causado la aplicación de tales cláusulas o prácticas". De esta forma se allanan notablemente las dificultades que presentaban en la práctica la acumulación de ambos tipos de acciones, en principio atribuidas a la competencia de órganos judiciales diferentes (Juzgados de los Mercantil y de Primera Instancia). Asimismo, esta posibilidad se reconoce en dos ámbitos específicos: para las demandas por publicidad ilícita y en el ámbito de los crédito al consumo.

Tanto en el frente judicial como en el legislativo, la acción colectiva queda reforzada y avanza en España, tal y como se ha insistido desde las instituciones europeas, recomendación que aquí ha chocado con las presiones tanto del sector financiero como de algunas organizaciones que dicen defender a los consumidores pero que tienen la mira puesta en hacer negocio a su costa. ADICAE está contribuyendo decisivamente a estas mejoras para unos procedimientos judiciales más justos y eficaces para los consumidores.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente