Impositores USUARIOS

Lunes, 26 de Junio de 2017

La reforma fiscal trae el Plan Ahorro 5: un mal llamado 'depósito' que no garantiza el dinero aportado

La reforma fiscal propicia la creación de un nuevo producto de inversión, el Plan Ahorro 5. Su gancho será la exención fiscal si se mantiene el dinero durante cinco años. Se dice tendrá forma de depósito o seguro, pero que en realidad es un producto que puede generar pérdidas de hasta el 15% de capital invertido.

30-06-2014

Ampliar imagen

El runrún previo a la reforma fiscal anunciaba que el nuevo sistema fiscal traería un novedoso producto bancario, y se ha materializado en el Plan Ahorro 5. La banca ha conseguido un producto a la medida de sus necesidades. Se trata de un plan de ahorro a cinco años que obliga a mantener la inversión durante cinco años para conseguir la exención fiscal, esto es, no tener que pagar al fisco por los intereses que genere esta cuenta. Esta es la ventaja, pero esconde un reverso negativo.

 ¿Un depósito con pérdidas?

Este plan de ahorro a largo plazo se podrá constituir en forma de depósito o seguro. La condición para la entidad que lo ofrezca es que debe garantizar al menos el 85% del capital invertido, es decir, se puede perder el 15%. El usuario, además de manterner el dinero un plazo de cinco años, no podrá hacer aportaciones superiores a 5.000 euros anuales. El propio anteproyecto de ley fija que “los recursos aportados al Plan de Ahorro a Largo Plazo deben instrumentarse, bien a través de uno o sucesivos seguros individuales de vida [...], denominados Seguros Individuales de Vida a Largo Plazo, o bien a través de uno o sucesivos contratos de depósito [...], denominados Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo”. 

En la propia redacción del texto legislativo se induce al error a los consumidores, ya que se habla de que este producto puede ser un contrato de depósito. Nada más lejos de un depósito al uso tal como se entiende habitualmente, ya que en estos la recuperación de la totalidad del dinero invertido está asegurada, con el respaldo del Fondo de Garantía de Depósitos, mientras que el Plan Ahorro 5 la entidad solo tiene la obligación de garantizar “la percepción de, al menos, un capital equivalente al 85 por ciento de la suma de las primas satisfechas o cantidades depositadas”. A esto se añade que también hay posibilidad de pérdida si se trata de recuperar el dinero antes del plazo de cinco años. Por tanto, es un producto financiero con riesgo, y resulta llamativo que sea el propio Gobierno quien llame a la confusión con la denominación que usa en el anteproyecto de ley. 

 El Gobierno no atiende a las advertencias del ESMA

Cabe recordar que el ESMA (Autoridad Europea de Seguridad y Mercados, en sus siglas en inglés) realizó una advertencia a los ahorradores para que tuvieran en cuenta que “en ocasiones el nombre de un producto puede no reflejar sus características. Desconfíe de las promesas de rentabilidad «elevada», «garantizada», «cubierta» o «absoluta». Estas promesas a menudo resultan ser engañosas". Esta advertencia conecta con la atribución del nombre "depósito" a algo que no garantiza el capital y está expuesto a pérdida en caso de recuperación antes de los 5 años.

 Otras características

Más allá de la denominación, el Plan Ahorro 5 se define también porque un mismo contribuyente solo podrá contratar simultáneamente uno de estos planes. El dinero se recuperará al final del plazo, de una sola vez. En caso de constituirse como seguros se configuran como seguros individuales de vida, que no cubren otra cosa que contingencias de supervivencia o fallecimiento, en los que el propio contribuyente sea el contratante, asegurado, y beneficiario salvo en caso de fallecimiento. 

Si el ahorrador quisera recuperar antes su dinero, el texto de la reforma fiscal establece que deberá pagar al fisco por las rentas generadas durante la vigencia del Plan, y deberá hacerlo de una sola vez en el periodo fiscal en el que se produzca la retirada del capital. Asimismo, la entidad le realizará una retención del 19% del dinero que vaya a darle. Habrá que prestar atención al diseño que den finalmente las entidades a estos productos, ya que por su parte también penalizarán de algún modo la retirada antes de plazo del capital.

 A medida de la banca

Tal como están configurados, el Plan Ahorro 5 ofrece un limitado atractivo para los consumidores (dinero inmovilizado durante cinco años, tipos de interés previsiblemente bajos...), mientras que a la banca le pone en bandeja un gancho comercial en forma de ventaja fiscal, en un momento en el que ofrece tipos de interés muy bajos. Además, con esta excusa, entidades financieras y aseguradoras pueden aprovechar para imponer fuertes comisiones a los ahorradores. En definitiva, supone un nuevo formato para captar ahorro del consumidor a largo plazo y sin siquiera garantizarle el dinero que ponga.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente