Impositores USUARIOS

Martes, 25 de Julio de 2017

Nuevas formas de mover dinero cómodas y libres de comisiones para el consumidor (II)

Las 'non-banking institutions' (NBI) son una alternativa cómoda para realizar transacciones por Internet frente a los bancos tradicionales y sus comisiones. Además de Paypal, existen otras plataformas de pago en el mundo, y también webs de préstamos entre particulares, con las que hay que tener cuidado.

16-09-2014

Ampliar imagen

Los consumidores cada vez más usan las plataformas no-bancarias para realizar operaciones que antes realizaban con sus entidades tradicionales, tal y como ya se explicó en la primera parte de este artículo. Si en esa entrega se detallaban las características de Paypal, en este texto se repasan plataformas para pagos con móvil todavía no asentadas en España, pero que pronto pueden llegar aquí, como Google Wallet y la reciente Apple Pay. Además, otras empresas que dan servicios financieros sin ser bancos son las webs de préstamos entre particulares, con las que hay que tener igual o incluso más precaución que con los créditos al consumo tradicionales.

El gigante Google ya está posicionado en el negocio de los medios de pago

El gigante tecnológico Google es uno de los mejores posicionados para hacerse fuerte en este negocio 'casi' bancario. De momento, su incursión es a través de Google Wallet, un sistema de pagos a través del móvil con el sistema Near Field Comunication (NFC), solo disponible por el momento en Estados Unidos.  Permite asociar no solo tarjetas de crédito y débito, sino también tarjetas de descuento, regalo o de fidelidad. Una manera de poder aprovechar descuentos, pero también de fomentar el uso constante de esta aplicación para gastar. Como medidas de seguridad, el acceso a la aplicación se hace previa introducción de una contraseña, envía notificaciones al usuario siempre que se haga algún uso y permite anular al instante la cuenta. Además, cubre el 100% de las operaciones realizadas con Google Wallet que se compruebe no han sido autorizadas por el usuario.

La marca de la manzana también aspira a su trozo del pastel

Recientemente, Apple, la empresa tras el Iphone, el Ipad y ahora un reloj inteligente, ha presentado Apple Pay, su propia plataforma de pago a través de móvil. El objetivo es que sus nuevos dispositivos electrónicos incluyan este sistema, de manera que se pueda pagar en las tiendas simplemente acercando el móvil o el 'Apple Watch' (el reloj inteligente de la marca) a un terminal. En realidad, no hay mucha diferencia con otras plataformas, salvo que al ser un servicio ofrecido por el mismo fabricante de los terminales, eso le da la capacidad de integrar de fábrica el nuevo sistema. De momento, Apple Pay se lanzará en Estados Unidos, y habrá que ver qué garantías de seguridad ofrece a los consumidores en caso de que el móvil o el reloj sean robados o 'pirateados'.

Otras plataformas de pagos por Internet

Aunque Paypal es la plataforma de pago más conocida en España, y es probable que Google Wallet desembarque pronto en Europa como sistema de pago, en el resto del mundo han surgido otras empresas similares que tienen sus propias características. Dwolla es una firma estadounidense fundada en 2008 en Iowa y su principal característica es que prescinde de la tarjeta y se conecta directamente a la cuenta corriente del usuario. Cobra 0,25 dólares al receptor por cada transacción (frente a la tarifa de 1,9% a 3,4% + €0,35 EUR de Paypal), si bien está libre de comisiones si el movimiento de dinero es de menos de 10 dólares. Permite envíos de hasta 5.000 dólares y, además de enviar el dinero a direcciones de correo electrónico, se puede hacer a través redes sociales. 

Otras plataformas de pago van más allá, como la estadounidense Simple. Esta aplicación permite hacer pagos y transferencias, pero lo hace además de manera que el consumidor puede calcular el presupuesto real que le queda para pasar el mes, teniendo en cuenta el importe que tendrá que abonar por su alquiler, hipoteca u otras cuotas. Además, permite al usuario fijarse 'metas' de ahorro para cada mes. 

Préstamos entre particulares

Ya han llegado a España, con plataformas como Comunitae o Receptum, pero es a nivel internacional donde las webs de préstamos entre particulares, otra de las formas de 'non-banking institutions', están teniendo mayor auge. En países con gran actividad financiera como EE UU o Reino Unido, esta forma de financiación está en plena pujanza. Así, en EE UU, la plataforma LendingClub cuenta con un negocio que supera los 3.000 millones de dólares, con una morosidad del 3%, y en Reino Unido el portal Zopa supera los 600 millones de euros, con una morosidad del 0,5%. 

Este tipo de plataformas on-line se presentan como alternativas para conseguir crédito (y, por el otro lado, para conseguir intereses por el dinero prestado) más cómodas e incluso baratas que la banca tradicional. A más riesgo de impago, mayores son los intereses; pudiéndose estos disparar y convertirse en usurarios para el consumidor. En el caso de Zopa, en caso de impago, la deuda es vendida a una agencia de agrupación de deudas y el prestamista recibe una parte del dinero que finalmente se recupera. Por supuesto, el negocio de estas webs se basa en las comisiones que cobran a ambos lados del préstamo.

El consumidor ante las 'non-banking institutions'

Con los nuevos medios de pago, el consumidor tiene más dónde elegir, y puede encontrar en las plataformas de pago on-line una forma de esquivar las abusivas comisiones de la banca por cualquier operación cotidiana. Claro está, no hay que perder de vista que para operar con estos intermediarios de dinero hay que contar con una cuenta corriente o tarjeta en una entidad bancaria, así que no llegan a ser una alternativa real a la banca tradicional. En cualquier caso, siempre sin perder de vista las condiciones y los costes de las operaciones realizadas, estos nuevos medios de pago son una opción cómoda que da la tranquilidad de no teclear datos bancarios en webs que pueden no ser de nuestra total confianza o nos pueden evitar llevar varias tarjetas encima.

Muy diferente es el caso de las plataformas de préstamos entre particulares. Algunas de ellas ofrecen además estos préstamos con garantía hipotecaria. Igual que ocurre con las empresas de créditos rápidos, el coste y los intereses para el usuario pueden dispararse, por lo que el consumidor no se debe dejar llevar por la supuesta facilidad para conseguirlos, ha de tener mucha precaución a la hora de solicitarlos y, en caso de hacerlo, estudiar bien las condiciones.

 

 

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente