Impositores USUARIOS

Martes, 16 de Octubre de 2018

'Las demandas colectivas en energía continúan siendo una excepción en nuestros tribunales'

El fiscal de la provincia de Pontevedra, Alejandro Tuero González, ha presentado una demanda colectiva contra la empresa de electricidad CHC Energía por incluir una cláusula abusiva en sus contratos con la que establece un recargo de dos euros por realizar el pago de las facturas de modo distintos a la domiciliación bancaria.

16-04-2015

Ampliar imagen

El fiscal de la provincia de Pontevedra, Alejandro Tuero González, ha presentado una demanda colectiva contra la empresa de electricidad CHC Energía por incluir una cláusula abusiva en sus contratos con la que establece un recargo de dos euros por realizar el pago de las facturas de modo distintos a la domiciliación bancaria. Un ejemplo de las malas prácticas a las que pueden llegar las compañías energéticas que repercuten a miles de consumidores, cuya defensa pasa necesariamente por las acciones colectivas debido al carácter masivo del abuso.

¿Por qué motivo se ha interpuesto esta demanda colectiva contra CHC Energía? 

Se recibió información acerca del uso generalizado por parte de dicha compañía de una cláusula que percibimos como abusiva, consistente en el cobro de un recargo de dos euros por realizar el pago de las facturas de modo distinto a la domiciliación bancaria. Entendimos que la intervención de la Fiscalía era conveniente, puesto que se trata de cantidades pequeñas desde el punto de vista de cada consumidor, pero más importantes a gran escala, lo que implica que es antieconómico que cada afectado reclame individualmente. En un escenario así, la única respuesta viable para defender el interés del conjunto de los consumidores es una acción colectiva.

¿A cuántos consumidores afecta?

Tenemos noticia de unos 2.600 afectados en la provincia de Pontevedra, si bien hasta el momento desconocemos con precisión el número total, puesto que la propia compañía remitió un listado que con seguridad es incompleto, dado que en la investigación realizada para presentar la demanda obtuvimos datos de varias personas que no fueron incluidas.

¿Por qué la cláusula que se denuncia es una cláusula abusiva?

Desde la Fiscalía se ha considerado que es abusiva por un conjunto de razones: en primer lugar, porque no fue una cláusula pactada por las partes en un contrato, y ni siquiera conocida por los particulares al iniciar su relación con CHC Energía, sino impuesta unilateralmente por la empresa a los usuarios a partir de un día concreto, mediante su incorporación en la factura, y sin que evidentemente hubiera sido negociada o aceptada individualmente por cada consumidor. En cuanto a su contenido, supone una penalización para el consumidor que no se corresponde con ningún gasto o contraprestación en que haya incurrido la empresa; y el Real Decreto 1955/2000, de uno de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica, admite diversos medios de pago que son perfectamente admisibles, por lo que es injustificado que la empresa establezca un recargo con la finalidad de imponer la vía de pago que más le conviene.

"No fue una cláusula pactada por las partes en un contrato, sino impuesta unilateralmente por la empresa a los usuarios"

¿Cómo se detecto dicha cláusula?

Recibimos varias reclamaciones de particulares a través de la OMIC de Ponteareas, que nos las reenvió. Me gustaría destacar que la responsable de esta Oficina hasta la fecha ha colaborado activamente con la Fiscalía en éste y otros asuntos, siendo muy de agradecer su grado de implicación en la defensa de los consumidores. Una vez iniciado el expediente para comprobar si se trataba de una práctica generalizada, fue importante también la información recibida del Instituto Galego de Consumo. 

¿Qué se le exige a la empresa que ha puesto esa cláusula en sus contratos?

Obviamente, que deje de utilizarla, en su redacción actual o en cualquier otra versión. Igualmente, que se declare nula (por abusiva) respecto de los clientes a los que ya se ha aplicado; y que se restituya a cada uno de ellos las cantidades cobradas en virtud de la misma. También pedimos que la sentencia, si es favorable, se publique en la prensa a costa de la entidad demandada, para que los afectados puedan enterarse de que tienen derecho a que les devuelvan un dinero, porque no podemos saber la identidad de todos ellos.

¿Son comunes las demandas colectivas en el sector eléctrico? 

Las demandas colectivas continúan siendo una excepción en nuestros tribunales. Particularmente en el caso de la Fiscalía, la actuación en este campo es todavía embrionaria, claramente perjudicada en los años pasados por una legislación que en este campo es muy fragmentaria, incompleta y asistemática. El año pasado la Ley 3/2014 supuso un significativo avance, que nos permite mayores posibilidades de actuación; pero sigue echándose en falta una regulación dedicada específicamente a las acciones colectivas, puesto que su naturaleza, peculiaridades y tramitación tienen bastante poco en común con las acciones habituales, de particular a particular. 

Es de esperar que poco a poco se vaya incrementando la actividad de la Fiscalía en este terreno, en la medida en que nos lo permita la legislación y nuestros medios materiales y personales, puesto que en el campo de los consumidores y usuarios hay un interés social claramente desprotegido y necesitado de amparo. Debemos recordar que la labor de los Fiscales no es sólo la de actuar contra los responsables de los delitos, que es lo más conocido por la ciudadanía. Una función que es esencial a la naturaleza de este organismo es la de la defensa de las víctimas y la protección de las personas más desprotegidas, lo que justifica por ejemplo que intervengamos en los procedimientos civiles amparando a menores y personas con discapacidad, o en cualquier orden jurisdiccional en defensa de los derechos fundamentales.

¿Puede comentar algún otro caso y los resultados de esa demanda?

Como caso significativo del que tengo noticia, destaca por su carácter pionero la actuación de la Fiscalía de Córdoba en una acción colectiva frente a Gas Natural, con unas dimensiones importantes en cuanto a número de afectados y valor económico total en juego, que culminó recientemente con la devolución de las cantidades a los afectados.

En caso de sentencia favorable, ¿repercutirá a todos los consumidores o sólo a los incluidos en la demanda?

En la demanda se ha incluido a todos los que sabemos que están afectados, que como ya he dicho son aproximadamente 2.600; pero también se litiga en nombre de todos cuantos resulten afectados por esa cláusula, aunque no sepamos siquiera todavía quiénes son. La admisión a trámite de la demanda se ha publicado en un periódico, con objeto de permitir a quien quiera personarse por sí mismo en el juicio, si le resulta de interés intervenir directamente, aunque no es necesario para que se haga valer su derecho porque nosotros litigamos por todos. En caso de recaer sentencia favorable, cualquier afectado simplemente con presentar las facturas correspondientes tendrá derecho a que le devuelvan el dinero, que por lo que hemos visto hasta ahora, en general son cantidades entre 10 y 70 euros.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente