Impositores USUARIOS

Martes, 24 de Octubre de 2017

Los afectados por preferentes y deuda subordinada podrán compensar en el IRPF sus pérdidas entre 2010 y 2014

La reforma fiscal introduce mecanismos nuevos para la compensación de las pérdidas procedentes de participaciones preferentes y deuda subordinada durante los últimos cuatro años.

20-04-2015

Ampliar imagen

Los afectados por la venta fraudulenta e indiscriminada por parte de la banca de participaciones preferentes y deuda subordinada podrán compensar en la declaración de la renta la pérdida de dinero que estos productos financieros les ha ocasionado. Así se indica en la Orden Ministerial del Boletín Oficial del Estado que recoge los modelos de la declaración del impuesto sobre la renta y de patrimonio.

Este mecanismo nuevo se aplica a las pérdidas derivadas tanto de los propios valores -si por ejemplo las preferentes o subordinadas se vendieron en 2014-, como de las operaciones de canje o recompra. En este segundo caso la novedad atañe a las pérdidas que se produjeron en el propio canje -por ejemplo, las pérdidas del 37% del canje de las preferentes de Bankia por acciones- como a las ocasionadas por la venta de los productos obtenidos en el canje, por ejemplo si un afectado ha vendido las acciones procedentes de un canje y ha obtenido un precio por acción menor que el fijado en la operación. 

Aclárese con las reformas en la ley

La Ley del IRPF establece dos clases de rentas: la general, integrada por rendimientos del trabajo, inmobiliarios, de actividades económicas y algunos rendimientos de capital mobiliario 'especiales' como los derechos de imagen; y la renta del ahorro. Las rentas de uno y otro tipo, positivas y negativas, se suman o restan y constituyen la Base Imponible General y la Base Imponible del Ahorro.

En la Base Imponible del Ahorro están por un lado los Rendimientos de Capital Mobiliario 'típicos', por ejemplo los intereses de las cuentas de ahorro, los dividendos de las acciones o los rendimientos de la deuda pública -todo esto puede ser positivo o negativo- y por otro lado las Ganancias o Pérdidas Patrimoniales de periodo de generación superior a un año, es decir, lo que ganemos o perdamos al vender un bien -una casa, acciones, etc.- siempre que lo hayamos comprado hace más de un año.

La excepción introducida este año consiste en que, al hacer los cálculos para obtener la Base Imponible del Ahorro, los Rendimientos de Capital Mobiliario y las Ganancias y Pérdidas Patrimoniales se pueden sumar y restar entre sí por lo que se pueden, por ejemplo, restar las pérdidas de vender acciones a los intereses de una cuenta de ahorro. Esto puede hacerse si las acciones provienen de un canje de preferentes o subordinadas o si la pérdida fue causada por el propio canje. 

Esto solo se podrá hacer si la operación en la que se produjo la pérdida ha ocurrido en los últimos cuatro años, el plazo de prescripción típico de los impuestos. Además si restamos este tipo de pérdidas a nuestra Base Imponible del Ahorro y queda saldo negativo, porque ha llegado a cero, se puede restar a las ganancias patrimoniales de la Base General -las obtenidas de vender bienes adquiridos hace menos de un año-; si después de esto aún queda saldo podemos guardarlo para los siguientes cuatro años aplicando las mismas reglas.

Ejemplo práctico

Un consumidor ha obtenido los siguientes rendimientos

Intereses plazos fijo 1.000

Dividendos           500

Ganancias ventas de acciones compradas en 2007  1.000

Pérdidas venta acciones compradas en 2010  -500

Ganancias ventas de acciones compradas en 2014   500

Pérdidas por canje preferentes y de Bankia 3.000

Los cálculos serían:

Rendimientos de Capital Mobiliario (RCM): 1.000 + 500 = 1.500

Ganancia y pérdidas Patrimoniales (GP) (+1 año): 1.000 - 500 = 500

Base Imponible del Ahorro es RCM + GP (+1 año)- Perdidas preferentes, o sea, 1.500 + 500 - 3.000 = -1.500 euros. Este consumidor tendrá una Base Imponible del Ahorro de 0 euros y podrá compensar 1.500 euros en ejercicios posteriores.

Dado que el saldo es negativo podremos restar a las ganancias obtenidas por la compra y venta de acciones dentro del año, o sea, compensar los 500 euros de ganancia y aún quedarán 1.000 euros para compensar en ejercicios posteriores.

Con la forma de cálculo de ejercicios anteriores los 3.000 euros de pérdidas únicamente hubiésemos podido restarlo a los RCM y guardar los 1500 euros restantes para ejercicios posteriores por lo que su Base Imponible del Ahorro  sería 500 euros.

Para más información o solventar dudas, los afectados deben contactar con la Agencia Tributaria.

Comentarios: 1

1 - 18-08-2015 - 11:36:04 h
En el caso de de una Deuda subordinada a 10 años, Puede el banco cancelarla, porque esta pagando demasiados intereses.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente