Impositores USUARIOS

Sábado, 27 de Mayo de 2017

ADICAE logra una sentencia que obliga a BBVA a eliminar cuatro cláusulas abusivas de contratos financieros

La Audiencia Provincial de Vizcaya condena a BBVA a retirar cláusulas abusivas de contratos de depósito, administración y compra y suscripción de valores, y otras relativas al tratamiento de datos personales. El banco deberá eliminar estas cláusulas de sus contratos y abstenerse de utilizarlas en lo sucesivo.

18-05-2015

Ampliar imagen

ADICAE ha conseguido que BBVA sea condenado por la Audiencia Provincial de Vizcaya a eliminar y retirar de sus contratos cuatro cláusulas totalmente abusivas encontradas por ADICAE en contratos de depósito, administración y compra y suscripción de valores. Se trata de cláusulas que se insertaban en las condiciones generales de contratación y en sus documentos conexos.

El carácter abusivo de una cláusula se determina en nuestro ordenamiento jurídico como “ todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquellas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe, causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato”, según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU).

La sentencia condena y ordena al BBVA a eliminar de sus contratos las cláusulas abusivas al ser declaradas nulas y abstenerse de su utilización en lo sucesivo. Por lo que BBVA debe suprimir del tráfico mercantil las siguientes cláusulas:

Qué cláusulas debe retirar BBVA

Cláusulas abusivas contenidas en los Contratos de Depósito y/o Administración de valores. “ El banco no asume responsabilidad por la no recepción o recepción fuera de plazo por parte de los Titulares de informaciones, tales como boletines de suscripción, canjes y otras, como consecuencia del defectuoso funcionamiento del correo o de otros sistemas de transmisión ajenos al banco”.

De la redacción se entiende que esas circunstancias quedan al arbitrio del banco, yendo asimismo en contra del equilibrio de las prestaciones hacer recaer en sólo una de las partes los perjuicios sin saber la causa o el motivo exacto, es decir, supone una estipulación abusiva al hacer recaer exclusivamente en el consumidor errores y fallos ajenos al mismo, cuando precisamente, el emisor de la información es la entidad bancaria. Lo que supone una clara ausencia de reciprocidad en dicha cláusula, tal y como marca el artículo 87 de la LGDCU.

En lo que respecta a la cláusula relativa al tratamiento de datos personales, BBVA establecía que “para cualesquiera otras finalidades no incompatibles con las anteriores de la Cláusula el interviniente autoriza que sus datos personales, incluidos los derivados de operaciones realizadas a través del banco, se incorporen a archivos de este para las siguientes finalidades”.

La inclusión de "Para cualesquiera otras finalidades no incompatibles con las anteriores", supone no superar la exigencia del artículo 4.1 de la Ley Orgánica 15/1999 , de 13 de diciembre, de Protección de Dalos de Carácter Personal, pues supone eludir la regla de que los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para finalidades determinadas y explícitas. Por lo que BBVA incurre en indeterminación y desde luego no se explícita finalidad concreta alguna.

Cláusulas abusivas contenidas en el anexo al contrato/ orden de suscripciones referente a información sobre características y riesgos asociados al producto o servicio: “ El banco ha facilitado al cliente explicación de los riesgos asociados al producto/servicio objeto de contratación, que constan descritos en los documentos de información sobre sus características y riesgos puestos a su disposición. El cliente manifiesta haber recibido dicha información”.

Se afirma que los riesgos asociados al producto/servicio objeto de contratación están descritos en los documentos de información sobre sus características y riesgos puestos a su disposición, pero no se indica cuáles son estos documentos por lo que se entiende que esta cláusula establece remisiones a otros documentos que el consumidor declara conocer pero que en la práctica no conoce.

Propiamente nos hallamos ante el reenvío a un documento no identificado que supone trasladar un elemento de prueba de considerable peso a favor de la entidad bancaria, recayendo sobre el usuario o consumidor la prueba de la recepción de documentos indefinidos en su identificación y cantidad. Por lo que estamos en presencia de una falta de transparencia (art. 89.1 LGDCU) y falta de incorporación (artículos 5 y 7 de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación).

Según la Audiencia Provincial, “la cláusula omite la nominación de los documentos que se entregan al cliente, en los que BBVA afirma que se contiene la descripción del producto y los riesgos asociados al mismo. La falta de nominación de los concretos documentos que se entregan posibilita que el cliente pueda recibir más o menos documentos y que los documentos que se le entreguen (no identificados) pueden contener o no información sobre las características del producto financiero y los riesgos que entraña, y que la información sea más o menos amplia”.

Cláusulas abusivas contenidas en la orden de compraventa de Valores. Apartado de "observaciones".  "El/los ordenante/s hace/n constar que recibe/n copia de la presente orden, que conoce/n su significado y trascendencia, así como que ha sido informado de la tarifa de comisiones y gastos aplicables a la operación (...) ".

La cláusula se declara nula porque desplaza sobre el particular la carga de la prueba de conocimiento de la copia que declara recibir y de las tarifas aplicables por la simple firma de la condición general atribuyendo y reservando a favor del empresario facultades de interpretación y ejecución del contrato, quedando vinculado a su exclusiva voluntad (art. 85.3 LGDCU) y da la libertad de la entidad bancaria para obtener la firma del cliente que no ha tenido conocimiento real antes de la celebración del contrato (art. 89.1 LGDCU). 

Para la Audiencia Provincial, “la práctica de incluir en la orden de compra el detalle de las comisiones que cobra la entidad por la operación no garantiza que en todos los contratos de las mismas características se incluyan las tarifas”. Además la Audiencia critica que esta cláusula sirve de encabezamiento “a una larga oración que enlaza y enreda distintas cuestiones, que nada tienen que ver unas con las otras, lo que cuestiona por confusa la transparencia documental”, algo que podría achacarse a múltiples cláusulas de los contratos de diversas entidades financieras.

Cómo obligar a BBVA a retirar estas cláusulas

ADICAE anima a todos los clientes que tengan contratados depósitos, cuentas de valores con BBVA a que revisen sus contratos en busca de estas cláusulas abusivas. En caso de detectar alguna de ellas deben enviar una reclamación al Servicio de Atención al Cliente de BBVA exigiendo la ejecución de la sentencia 150 /2015 de 24 de abril de 2015 de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Vizcaya, o contactar con la sede de ADICAE más cercana a su domicilio para que, desde la asociación, se inste a BBVA a retirar dichaS cláusulas.

CATÁLOGO DE ADICAE SOBRE CLÁUSULAS ABUSIVAS Y CÓMO DETECTARLAS

Comentarios: 1

1 Sofía - 27-05-2015 - 02:41:24 h
Algo muy interesante. Änimo, más cosas

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente