Impositores USUARIOS

Sábado, 27 de Mayo de 2017

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, un organismo para los consumidores sin contar con ellos

En 2013 se fusionaron en España todos los organismos reguladores y de defensa de la competencia y se creó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), una entidad que pretende ser independiente, aunque que depende del Gobierno en su composición; y que pretende velar por el interés de los consumidores, pero que no dialoga con ellos.

09-06-2015

Ampliar imagen

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia nace tras la fusión de diferentes organismos reguladores sectoriales, si bien ha venido sufriendo una gran merma en su catálogo de competencias. Además se intregró en este organismo a las autoridades de competencia y a los reguladores sectoriales, ambos tienen funciones distintas y no parece lo más operativo mantenerlos bajo el mismo paraguas. Su creación estuvo rodeada de opacidad y precipitación, según un informe del propio Consejo de Estado.

La composición y ataduras de la CNMC

Así pues la CNMC está adscrita al Ministerio de Economía, quien le da o quita funciones y competencias, y estipula su presupuesto. Su presidente y diez consejeros son designados por el Gobierno con el beneplácito del Congreso ante el que debe de rendir cuentas. Su actual presidente, Marín Quemada, es un hombre próximo a Luis de Guindos, con quien en ocasiones ha escenificado discrepancias; también las tuvo con el Ministro de Industria, por la reforma de la Ley de Hidrocarburos.

En numerosos casos sale más a cuenta a las grandes empresas pagar las multas que enmendar la conducta que originó la sanción
Además, los consejeros no son personas especializadas, técnicos en materias como energía o telecomunicaciones, lo cual les hace influenciables por otros expertos "interesados". Por otra parte, la concentración en un sólo organismo, de todos los reguladores y la defensa de la competencia, hace temer por su efectividad a la hora de atender a todas esas funciones.

Así pues, podemos decir que es un organismo con ínfulas de autonomía, pero con corsés por su dependencia, su estructura, y las múltiples funciones que tiene, al haber agrupado a casi todos los reguladores existentes, aunque se le haya vaciado de algunas competencias. Respecto a su protección a los consumidores, la CNMV no tiene ninguna interlocución con las organizaciones de consumidores y esto es inédito en Europa (excepción hecha de Estonia).

Muchas multas quedan en papel mojado

Las empresas recurren casi todas las multas ante los tribunales; aparte de por discrepancia con la sentencia, lo hacen para no tener que provisionar dichas multas en sus cuentas de resultados hasta que no se resuelvan los recursos. Recientemente, la Audiencia Nacional, ha anulado una multa a la patronal eléctrica de 61 millones de euros impuesta por la CNMC en 2011. Los sucesivos recursos hacen que los procesos se dilaten en el tiempo. El último ejemplo es la ratificación por parte del Tribunal Supremo de una multa de 1 millón de euros contra la constructora Extraco, esta multa es consecuencia de un expediente que se inició en 2009.

Se observa un gran aumento en la actividad sancionadora de 2015 respecto al año anterior. No obstante, la mayoría de las sanciones que aplica no son lo suficientemente fuertes para evitar la reincidencia, como ocurre en los casos de las televisiones multadas reiteradamente por vulnerar la reglamentación en materia de publicidad.

Multas durante los cinco primeros meses de 2015

-41,13 millones a 99 concesionarios.

-200.000 euros a Europa Global Energy.

-800.000 euros a Comercializadora energética mediterránea.

-800.000 euros a Endesa.

-10.000 euros a Electrourbano.

-49.263 euros a Mediaset. 

-150.000 euros a Atresmedia.

-150.000 euros a Mediaset.

-165.748 euros a Atresmedia.

-131.501 euros a Mediaset.

-3,2 millones a 10 concesionarios de Land Rover.

-8,75 millones de euros a Repsol.

-2,5 millones de euros a Cepsa.

-750.000 euros a BP Oil España.

-9 millones de euros a 45 concesionarios de Toyota, Hyundai y Opel.

-88,2 millones de euros a varias empresas de la industria láctea (Danone, Nestlé, Puleva y Pascual entre otros).

-32 millones a diversos operadores de productos petrolíferos (Repsol, CEPSA, etc.).

-70.000 euros al Colegio Oficial de los Agentes de la Propiedad Industrial. 

-100.000 euros a Endesa Energía. 

-1,87 millones de euros a ocho fabricantes de postes de hormigón.

-112.100 € a MEDIASET.

-90.000 euros a dos asociaciones de transportistas y estibadores de Santander. 

-4 millones de euros a tres empresas suministradoras de rodamientos a Renfe.

-98,2 millones de euros a 39 empresas y tres asociaciones de gestión de residuos y saneamiento urbano, entre ellas: ACS, FCC y Sacyr.

Total: 292.418.612 euros

Multas durante todo 2014

-3,8 millones de euros a empresas de recuperación de papel y cartón.

-3,1 millones de euros a la SGAE. 

-26 millones de euros a Telefónica móviles.

-4,7 millones de euros a 24 empresas fabricantes de palés y a la asociación Calipal España.

-111.000 euros a Mediaset.

-386.902 euros a Mediaset, Atresmedia y NET TV.

-210.600 euros a Atresmedia.

-1,18 millones de euros a Endesa.

-18,4 millones de euros Nuclenor.

-500.000 euros a Orange. 

-2 millones de € a varios fabricantes de equipos contra incendios.

-3,1 millones de euros Vodafone.

-500.000 € a Telefónica.

-8,17 millones de € a Correos.

-3,1 millones de euros a AENA y a 11 empresas de servicios de alquiler de coches. 

Total: 75.267.502 euros

Todo este dinero lo cobra el Tesoro Público, pero no revierte en los consumidores.

La defensa de la competencia en Europa

Como hemos visto, la CNMC tiene algunos errrores desde su gestación, y basta con echar una mirada a los países de nuestro entorno para constatar que el organismo español sale perdiendo en la comparativa.

Para empezar, los reguladores sectoriales y de defensa de la competencia están separados en casi todos los países pero, además, la forma apresurada en la que se hizo la fusión de organismos en España, y la arbitrariedad con la que se quitaron competencias en unos sectores sí y en otros no, contrasta con el cuidado que se ha tenido en otros países, como Reino Unido, ante el diseño y la creación de un organismo similar.

Los reguladores sectoriales y la defensa de la competencia están separados en casi todos los países
Además el desconocimiento sobre muchas materias de los consejeros de la CNMC no se da en paises como Holanda o Alemania. En el país germánico, hay divisiones ejecutivas formadas por expertos que son las que toman las decisiones. En España, no existe esta especialización, sólo hay una sala que decide sobre asuntos de competencia y otra que lo hace sobre regulación. Por otra parte, los consejeros son nombrados por el Gobierno (recordemos los polémicos nombramientos de la sobrina de De Guindos y la hija de Cañete), mientras que en Reino Unido se llega al puesto tras un concurso de méritos.

Pero donde peor parada sale la CNMC en relación a sus homólogas europeas es en cuanto a competencias. Sólo en el sector de las telecomunicaciones, curiosamente el que más reclamaciones de consumidores tiene, España es el país con menos competencias en materia de competencia. 

Ya hemos dicho anteriormente, que a diferencia de España y Estonia, en Europa es práctica generalizada la interlocución de estos organismos con los consumidores por los que velan como fin último, y es que en la mayoría de los paises europeos, la defensa de la competencia y la protección al consumidor están en el mismo organismo.

La CNMC no defiende a los consumidores

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) atendió durante 2014 un total 2.768 reclamaciones y 1.622 consultas de consumidores únicamente contra compañías de electricidad y gas. 

ADICAE se ha dirigido en numerosas ocaciones a la CNMC para advertir de abusos contra los consumidores, e instar a profundizar en la investigación sobre prácticas de manipulación de precios, entre otros asuntos. Además, ADICAE ha solicitado al presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, que pida al Gobierno las medidas legislativas necesarias para que estas investigaciones no finalicen solo con multas para las empresas que han practicado conductas prohibidas para reducir la competencia, sino que también prevean fórmulas de resarcimiento para los consumidores que las han sufrido.

En muchos sectores hay verdaderos monopolios de facto u oligopolios contra los que el consumidor poco puede hacer sin el respaldo de un organismo que vele realmente por sus derechos. Esa sería una de las funciones principales de la CNMC, pero, en numerosos casos, sale más a cuenta a las grandes empresas pagar las multas que enmendar la conducta que originó la sanción.

A día de hoy, los consumidores están muy lejos de ver verdadera competencia en la mayoría de los sectores, sólo organizándose podrían contrarrestar el poder de los monopolios y las grandes empresas y conseguir mejores precios, productos y servicios.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente