Impositores USUARIOS

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Menos entidades y más reclamaciones: Vías de solución para el consumidor

La reestructuración bancaria minimiza la competencia en el sector y la libertad de elección de los consumidores. Las grandes entidades financieras tienen también grandes tasas de reclamaciones.

17-07-2015

Ampliar imagen

Texto: José Antonio Gonzalo Angulo     (Universidad de Alcalá, Miembro del Banking Stakeholder Group de la Autoridad Bancaria Europea)

 

La reputación del sector bancario ha sufrido, en los siete años que nos separan del estallido de la crisis financiera, un serio deterioro. Y no parece que el sector esté demasiado preocupado por atajar su descrédito.

La reestructuración bancaria ha propiciado una concentración en el número de entidades, lo que da una mayor posición de dominio en el mercado. Esto tiene su repercusión tanto en las ofertas como en las malas prácticas bancarias.

Las cajas tenían menos reclamaciones que los bancos

En el pasado, las cajas de ahorro tenían menos reclamaciones (en 2003, por ejemplo, las reclamaciones contra cajas eran la tercera parte que las hechas contra bancos), pero en estos momentos, tras la liquidación del sistema de cajas, el usuario se enfrenta solo con bancos que atienden a intereses privados, lo que incluye perseguir beneficios y dar dividendos a sus propietarios. 

Además, la pléyade de cajas ha dado lugar a unos pocos bancos grandes, y los clientes seguramente van tener la sensación de estar muy alejados de los centros de decisión y solución de sus conflictos. Si se hace la estadística, hay una cierta tendencia a que los grandes bancos tengan tasas de reclamación mayores.

Los consumidores no pueden ser los grandes prejudicados

Hay dos tipos de soluciones que podrían atajar los posibles efectos de esta situación:

La independencia del defensor del cliente

La primera solución consistiría en hacer al defensor del cliente más objetivo e independiente, mediante la agrupación de los servicios de reclamaciones de varias entidades de crédito (esta solución se ha intentado ya, por ejemplo en Cataluña con las cajas de ahorro), de manera que pudiera actuar de forma más profesional y menos dependiente de cada entidad. Probablemente estas soluciones de concentración devolvieran parte de la credibilidad perdida a las entidades que las promovieran.

Potenciación del arbitraje

La segunda solución es la de permitir al usuario que, para resolver sus problemas de mayor cuantía recurriese al arbitraje voluntario, como se ha hecho en el caso de las preferentes. Esta solución no solo ahorraría recursos, sino que permitiría descargar a las instancias judiciales y, si se crea una corte arbitral extensa, crear una institución de confianza en el sector. Hay un espacio muy amplio de maniobra para los mecanismos alternativos de resolución de conflictos en el caso de los consumidores, en aplicación de la Directiva 2013/11/CE.

Un país avanzado ha de tener un sistema financiero acorde con su desarrollo. El nuestro ha crecido mucho pero no  ha madurado lo necesario en lo que a la protección de los usuarios se refiere. Un adecuado tratamiento al usuario es vital para restaurar esa confianza social perdida por el sistema bancario español.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente