Impositores USUARIOS

Lunes, 22 de Abril de 2019

El reto de fomentar el alquiler

Mientras en Europa treinta de cada cien viviendas están ocupadas en régimen de alquiler, en España apenas superan las diez. Desde 2001, poco después de que empezara a forjarse la burbuja inmobiliaria, la media se ha mantenido inmutable: la tasa de alquiler no pasa del 8%.

28-03-2016

Ampliar imagen

Apenas un 15% de las viviendas ocupadas en España lo está en régimen de alquiler, frente a casi un tercio en el resto de Europa. El mercado de alquiler de vivienda sigue siendo el olvidado del sector inmobiliario en España, a pesar del drama hipotecario que sigue afectando a cientos de miles de familias, y del desequilibrio del mercado de compraventa, donde hipotecarse puede suponer un riesgo para los consumidores. Las razones de que el sistema de alquileres en nuestro país sea tan endeble están claras. La legislación no lo favorece, la oferta de alquiler está obsoleta y la evolución de los precios y tipos de interés por parte de las entidades han empujado al consumidor a dejar de lado el alquiler para comprar. Y es aquí donde se encuentra el motivo fundamental de estas cifras. Mientras que el importe medio de un alquiler mensual en España está por encima de los 700 euros, la cuota hipotecaria media está un poco por encima de los 530 euros. Ni el riesgo, ni la vinculación contractual son los mismos, evidentemente, pero, en cuentas mensuales, a las familias les pesan más esos casi 200 euros de diferencia todos los meses.

[estilo] Europa, un modelo a imitar [/estilo]

Casi un tercio de las viviendas ocupadas en Europa están en alquiler, y un repaso por diferentes países confirma qué se está haciendo bien por allí. El hecho de que en Alemania, por ejemplo, el 57% de las viviendas declaradas como tales se den de alta en régimen de alquiler tiene una explicación: allí las leyes regulan detalladamente derechos y deberes de inquilino y casero. Una Administración que se preocupa por mantener el equilibrio entre las dos partes y unas condiciones fiscales que favorecen las inversiones institucionales en alquiler son las causas del buen funcionamiento de este sistema, que bebe también de la movilidad laboral existente en un país donde la tasa de paro no supera el 5%. 

[estilo] La importancia de tener un modelo hipotecario razonable [/estilo]

Además, la práctica por excelencia de los bancos, la financiación de viviendas, no se da en el país germano en las mismas condiciones: allí las entidades financian a partir del 60%, obligando a los ciudadanos a ahorrar por lo menos el 40% restante para darlo como entrada, si quieren disfrutar de una vivienda en propiedad. Incluso los propietarios pueden ser obligados a realizar obras de rehabilitación si el inquilino lo requiere para el disfrute de la vivienda, y en periodos en los que la coyuntura económica dificulta el acceso a ésta, la renta de un inmueble no puede superar en un 20% a las de su alrededor. Así no pasa como en las grandes ciudades españolas, donde muchas veces los alquileres son totalmente irracionales. Otros países del norte de Europa no se quedan atrás. En Holanda, un país en el que menos de 23 casas de cada cien están habitadas por sus propietarios, se permite la ocupación de viviendas que han estado vacías durante más de un año. El propietario sólo las puede reclamar una vez que haya demostrado que van a ser ocupadas. Igual que en Alemania, el Gobierno de los Países Bajos también ha establecido un límite en el precio del metro cuadrado para determinadas zonas de algunas ciudades. Y el Reino Unido todavía conserva un mercado de pisos de alquiler amplio a pesar del desmantelamiento que se produjo en la década de los ochenta, bajo el mandato de Margaret Thatcher. Tres de cada diez pisos están alquilados.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente