Impositores USUARIOS

Sábado, 22 de Septiembre de 2018

La participación de la Sociedad Civil en la regulación de los mercados Financieros

Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre el papel de la sociedad civil en la regulación de los mercados financieros. ADICAE ha analizado y comentado este documento que habla de "llevar la democracia a los mercados financieros".

31-03-2016

Ampliar imagen

"El Comité, en su calidad de institución europea de la sociedad civil (...) ve con preocupación el hecho de que en determinados ámbitos políticos no se logre organizar regularmente un debate equilibrado. El objetivo del presente dictamen de iniciativa es, por tanto, analizar la participación de la sociedad civil en la regulación de los mercados financieros y formular recomendaciones para mejorar su inclusión.(...) En lo que respecta a la regulación de los mercados financieros, el Comité Económico y Social Europeo está llamado a subsanar las carencias que afectan a la participación de la sociedad civil. (…) Sin embargo, el CESE no puede ni pretende suplir la participación directa de las organizaciones de la sociedad civil. El diálogo civil es un proceso de formación de opinión democrático y público en el que deberían participar de forma eficaz todos los agentes relevantes".

Comentario: El Consejo Económico y Social Europeo (CESE) es un organismo consultivo que representa a empresarios, sindicatos, agricultores, consumidores y otros grupos de interés que colectivamente constituyen la “sociedad civil organizada”. Este órgano, que fue fundado en 1957 con la firma del Tratado de Roma, defiende sus intereses en los debates de la Comisión Europea, bien por propia iniciativa o a instancia de otra institución de la Unión Europea. Los consumidores estamos representados en el tercer nivel del CESE, lo que significa que tenemos especial representación en la sección de Medio Ambiente, Sanidad y Consumo. Aún así, lamentamos la ausencia de una representación más directa de los consumidores. En la declaración inicial de este texto, el CESE reconoce que por su composición y competencias no puede sustituir la participación directa de las organizaciones de la sociedad civil en la elaboración de normas financieras. Esta declaración es interesante junto con otra: que tal participación debe ser “eficaz” y no quedarse en algo meramente testimonial.

LLEVAR LA DEMOCRACIA A LOS MERCADOS FINANCIEROS

"Una de las causas de la crisis financiera fue la insuficiente y deficiente regulación y supervisión de los mercados financieros. Una de las dificultades de la regulación de los mercados financieros radica en permitir una participación equilibrada de posiciones diferenciadas y opuestas en el proceso. No existe un contrapeso sustancial –a través de la participación de la sociedad civil– a la representación legítima de los intereses del sector financiero. 

La democracia participativa es un elemento fundamental del modelo social europeo y de la gobernanza europea. La democracia representativa y participativa está consagrada en el Tratado de Lisboa. No obstante, el Tratado solo establece la obligación de dar «a los ciudadanos y a las asociaciones representativas» la posibilidad de expresar sus opiniones (artículo 11 TUE). Por tanto, compete a las propias instituciones europeas adoptar iniciativas cuando los proyectos no tengan ninguna resonancia en la sociedad civil o cuando dicha resonancia sea desequilibrada. 

Se da por sentado al respecto que las decisiones las toman las instituciones democráticamente legitimadas y que el diálogo civil solo tiene un carácter preparatorio y de acompañamiento". 

Comentario: El Plan de Acción de Servicios Financieros (de 1998 que diseñaba los mecanismos para regular los mercados financieros) advertía que "las operaciones únicamente prosperarán si los consumidores confían en la integridad del servicio prestado y en los métodos de venta de los proveedores, en la credibilidad del proveedor y en la disponibilidad y eficacia de los procedimientos de recurso en caso de litigio". De tales términos se deduce la importancia de atender la protección de los usuarios de servicios financieros, en el desarrollo de este mercado único. Y sin duda, la clave de esa confianza pasa por una regulación en la que participen los consumidores a través de sus organizaciones legítimas. La propuesta del CESE es importante ya que hace un llamamiento a las autoridades Europeas para que la participación sea algo más que mera “expresión de la opinión” y para que se reequilibre, ya que el poder y dimensión de las empresas financieras es enorme.

CARENCIAS Y OBSTÁCULOS EN LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL

"A juicio del Comité, las carencias de la regulación de los mercados financieros se deben a una serie de factores:

- La regulación de los mercados financieros tiene por objeto garantizar la seguridad y estabilidad de dichos mercados y, por tanto, de un bien público poco concreto y tangible, que además durante mucho tiempo no parecía estar amenazado.

- Los mercados financieros son sumamente complejos y no son fácilmente comprensibles para los no expertos.

- Las consecuencias –directas y, sobre todo, indirectas– de una regulación para los intereses de los miembros de las organizaciones de la sociedad civil a menudo son difíciles de discernir, especialmente cuando se trata de unas disposiciones de ejecución y unas normas técnicas de gran complejidad.

- El proceso de regulación del sector financiero es relativamente difícil de comprender. Con el anterior proceso Lamfalussy y el actual sistema de actos delegados, actos de ejecución y normas técnicas obligatorias, con múltiples fases de procedimiento y diferentes instituciones y autoridades competentes, a menudo es difícil formular observaciones específicas en el momento adecuado.

- La regulación de fondo está cada vez más determinada por las instituciones internacionales como el G-20, el Comité de Basilea, cuya actividad no es muy transparente.

- La multiplicidad de proyectos de regulación, la celeridad de los procesos legislativos y el gran número de partes interesadas han llevado al límite la capacidad de los responsables de la toma de decisiones en las instituciones a la hora de evacuar consultas, elaborar documentos o participar en conferencias".

Comentario: El CESE hace un análisis de las dificultades que acompañan a toda política de regulación de los mercado, señalando su dimensión global y la ignorancia de los derechos de los consumidores. ADICAE ya envió en 2010 al G-20 una carta donde proponía incorporar los problemas de los consumidores a las agendas globales de los organismos internacionales y pedía la intervención de las organizaciones de consumidores. Un año después, Consumers International, la agrupación de asociaciones de consumidores de 115 países de la que forma parte ADICAE, consideró que las propuestas de los ministros de Finanzas del G-20 “aún están lejos de lo que se requiere” en cuanto a protección financiera de los consumidores. A nivel Europeo, la Comisión está superada por la realidad y demuestra poco interés en los problemas de los consumidores. Acaba de verse con el menosprecio de Almunia ante el fraude de las preferentes y otros productos tóxicos. Se lava las manos mandando a los juzgados. De poco sirve la creación por la Comisión del FSUG (grupo de Expertos Europeos de Servicios Financieros) en el que participa ADICAE, si no hay verdadera voluntad política. Como vemos la realidad supera a las buenas intenciones del informe del CESE.

LAS PROPUESTAS CONCRETAS DEL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO

"La Comisión Europea, el Parlamento Europeo, el Consejo y los Estados miembros tienen que adoptar iniciativas para incluir a sectores más amplios de la sociedad civil en la regulación de los mercados financieros.

- El Banco Central Europeo, el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico y las nuevas autoridades europeas de supervisión financiera deberían asociar a las organizaciones de la sociedad civil a sus trabajos. El funcionamiento de los grupos de partes interesadas que la ley prevé asociar a las autoridades de supervisión financiera debe tener en cuenta las especificidades de las organizaciones de la sociedad civil.

- El apoyo financiero a organizaciones de la sociedad civil con cargo a los fondos de la UE puede ser apropiado para compensar las carencias en la representación de los intereses clave en determinados casos. En estos casos, no obstante, es necesario velar por una amplia transparencia de las contribuciones financieras, dar garantías de independencia de las organizaciones y adoptar medidas de salvaguardia contra un trato preferente en las relaciones con la Comisión frente a otras organizaciones que no reciben financiación.

- No todos los temas son igualmente adecuados para una toma de posición de las organizaciones de la sociedad civil. Si bien las cuestiones relativas a la protección del consumidor, el uso de los impuestos para el rescate de instituciones financieras o la tributación del sector financiero resultan especialmente adecuados a este respecto, los aspectos técnicos detallados, tales como el cálculo de la solvencia o la contabilidad, presentan menos interés.

- El propio sector financiero también debería abrirse al diálogo con las organizaciones de la sociedad civil. Para las empresas, dado el alto grado de visibilidad pública del sector financiero a raíz de la crisis financiera, sería conveniente dialogar con la sociedad civil, compartir sus ideas y argumentos".

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente