Impositores USUARIOS

Sábado, 21 de Octubre de 2017

Sobre la irretroactividad de las sentencias de nulidad de las cláusulas suelo

La sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 11, que resuelve la macrodemanda colectiva de ADICAE contra las cláusulas suelo, reproduce los controvertidos argumentos del Supremo de mayo de 2013 sobre la irretroactividad de la devolución de las cantidades cobradas indebidamente. Cuestión que resolverá el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

12-04-2016

Ampliar imagen

La acción colectiva de ADICAE contra las cláusulas suelo, a la que se sumaron 15.000 familias, se ha resuelto favorablemente para los consumidores por el Juzgado Mercantil 11 de Madrid. Es el principio del fin de las cláusulas suelo en España, algo que se daba ya por hecho dadas las evidencias del carácter abusivo de las mismas, reconocido por numerosas sentencias, muchas ganadas por ADICAE.

La devolución de lo pagado, el debate pendiente...

En su demanda ADICAE solicitó la devolución íntegra de todas las cantidades cobradas indebidamente por la banca como consecuencia de la aplicación de los 'suelos' desde que se firmó la escritura de préstamo. Sin embargo, la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 11, siguiendo las tesis del Supremo, sólo reconoce la devolución desde la fecha en que este Tribunal dictó su controvertida sentencia. Este es el principal aspecto objeto de discusión y debate al pretender limitar ese mal llamado "efecto retroactivo" a las cantidades pagadas por los hipotecados sólo desde 9 de mayo de 2013 y no desde el inicio del contrato.

La sentencia del Alto Tribunal al respecto, que ADICAE tildó en su momento de resolución "politizada y en defensa de los intereses de la banca", ha generado una disparidad de criterios en los juzgados y Audiencias Provinciales que afrontan demandas por las cláusulas suelo: tribunales que no reconocen devolución alguna, otros que aplican la doctrina del Supremo, y otros que, como ADICAE, entienden que todas las cantidades pagadas en aplicación de los 'suelos' han de ser devueltas a los consumidores íntegramente.

Fruto de esa disparidad, que la propia ADICAE solicitó que fuese clarificada a nivel europeo, se inició (a instancias de un juzgado de Granada) un procedimiento por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para determinar si la interpretación asumida por el Tribunal Supremo respetaba la normativa europea y española aplicables. En ese procedimiento los letrados de la Comisión Europea, cuyo informe fue solicitado por el TJUE, han expresado con claridad que limitar la devolución de cantidades es contrario a la legislación europea y viola artículos del Código Civil, de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación y la Ley General para la defensa de los Consumidores y Usuarios.

...que la Comisión clarifica y el TJUE puede zanjar

El informe de los abogados de la Comisión Europea, pese a no ser vinculante, es lo suficientemente contundente como para suponer un espaldarazo a las tesis defendidas por ADICAE en su macrodemanda y un varapalo al Tribunal Supremo, al considerar que la interpretación aplicada por éste es incompatible con el artículo 6.1 de la Directiva 93/13/CEE y que "no es posible que los tribunales nacionales puedan moderar la devolución de las cantidades que ya ha pagado el consumidor (...) en aplicación de una cláusula declarada nula desde el origen por defecto de información y/o transparencia".

Para la Comisión Europea, y a pesar de la posición del Gobierno español, a través de la Abogacía del Estado, de defender la legalidad de la postura del Supremo, cualquier interpretación que limite la devolución de cantidades "sería totalmente opuesta al objetivo de la Directiva y la vaciaría de contenido". En este sentido destaca que supondría un incentivo a que la banca recurriese de manera sistemática a cláusulas abusivas, dado que lo cobrado en virtud de las mismas constituiría un beneficio que conservarían a pesar de que una sentencia lo calificase de ilegítimo.

Si la cláusula es nula, lo es desde su origen

El aspecto clave del debate es si, al sentenciar un tribunal la nulidad de la cláusula suelo, esa resolución tiene efectos ex tunc o ex nunc. Es decir, si la nulidad es desde la firma de la hipoteca o desde la fecha de la sentencia. La UE respalda con claridad la primera de las interpretaciones, que ADICAE está defendiendo en su demanda colectiva, lo que fundamenta tanto en la Directiva 93/13 como en la Ley de Condiciones Generales de la Contratación (que traspuso la citada directiva en España en 1998), la Ley General de Consumidores y Usuarios y el artículo 1.303 del propio Código Civil.

Aclarado este aspecto, el segundo elemento que aborda la Comisión es si, siendo la cláusula nula, el tribunal puede "modular" los efectos de esa declaración. La respuesta es igualmente clara: si la cláusula es nula se ha de tener por no puesta, es decir, que nunca debió surtir efectos y que, por tanto, las cantidades cobradas por el banco en aplicación de la misma deben ser reintegradas a los consumidores.

"La 'buena fe' queda excluida cuando se trata de una cláusula abusiva"

Con esta contundencia desmonta la UE uno de los argumentos principales que el Supremo empleó para justificar la limitación de la devolución de cantidades en su sentencia de mayo de 2013, en la que señala que a partir de ésta “no es posible ya la alegación de buena fe por los círculos interesados, pues esta sentencia abre los ojos y las mentes de las partes contratantes (…)”. Esta concepción psicológica de la buena fe, que pudiera admitirse entre particulares, nunca podría aplicarse a profesionales, sobre todo cuando la práctica demuestra que las entidades bancarias han seguido utilizando las cláusulas suelo con posterioridad a esta sentencia por lo que, en su caso, la omisión de su retirada tras tener tal conocimiento, ha de conllevar necesariamente el reconocimiento de su mala fe anterior.

Pero en cualquiera de los casos, y como señala en su informe la Comisión al TJUE, el propio artículo 3.1 de la Directiva 93/13 excluye la mera consideración de "buena fe" en supuestos de condiciones abusivas, por lo que la misma no puede ser invocada para limitar los efectos de la abusividad "por aquellos comerciantes que hubieran incluido dichas cláusulas en sus contratos con consumidores".

"La hipotética existencia de trastornos graves no puede servir de base para una eventual limitación de los efectos de la nulidad"

El otro fundamento empleado por el Supremo para evitar a la banca devolver cantidades fue la existencia de "riesgo de trastornos graves al orden público económico". Es decir, que no debía devolverse el dinero "robado" porque alguna entidad podría quebrar.

La Comisión destaca al respecto que, por un lado y como viene señalando ADICAE, la banca no quebraría por devolver ese dinero, y que tal extremo no ha sido acreditado. Pero yendo aún más lejos, la UE se pronuncia en contra de que ese argumento pueda ser excusa para privar a los consumidores de la protección que les reconoce la legislación comunitaria y española.

Resta ahora el pronunciamiento formal del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que si comparte la posición que ha expresado la Comisión Europea sería vinculante para los tribunales españoles y directamente aplicable, lo que conllevaría la obligación de toda la banca española de devolver a todos los hipotecados las cantidades que les han detraído por la aplicación de la injusta cláusula suelo desde la firma del contrato de préstamo. 

 

Comentarios: 2

2 - 07-05-2016 - 20:33:21 h
Gracias a ADICAE por haber llegado a este punto y a estos resultados. Ojala y el Tribunal de la UE falle a nuestro favor y los banqueros tengan que devolver lo robado.

1 - 04-05-2016 - 14:19:31 h
ESPEREMOS QUE LOS TRIBUNALES DE LA UE SEAN MAS FAVORABLES A LOS CIUDADANOS QUE LA JUSTICIA ESPAÑOLA, POLITIZADA Y COMPRADA POR LOS USUREROS DE LA BANCA. SI YA SE HA SABIDO QUE COMPRARON LA VOLUNTAD DE RODRIGO RATO, QUE OTRAS COSAS MÁS GRAVES NO HABRAN HECHO ESTOS DELINCUENTES(LA BANCA) DE GUANTE BLANCO.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente