Impositores USUARIOS

Jueves, 27 de Abril de 2017

La protección de los datos personales en los seguros

Los consumidores suelen recibir propuestas para la contratación de todo tipo de contratos tanto por las entidades bancarias como de aseguradoras. La pregunta surge de inmediato: ¿por qué tienen mis datos estas compañías?

28-04-2016

Ampliar imagen

La propuesta o proposición de contrato es el documento emitido por la entidad o aseguradora en la se realiza un proyecto de seguro al consumidor, y sorprendentemente adaptada a su perfil y conteniendo sus datos personales. La aseguradora o entidad financiera comercializadora, la pone a disposición del consumidor para que éste la acepte o no, en el plazo máximo de 15 días. ¿Cómo surge esta práctica? 

Una cláusula por la que usted cede los datos 

El consumidor puede sorprenderse al recibir ofertas diversas de otros seguros, o incluso otros servicios como por ejemplo de tipo sanitario, por parte de su compañía ¿Por qué tiene la seguradora mis datos y los ha utilizado así?  Los seguros, se caracterizan por basarse, entre otras cuestiones, en la información que el consumidor le da a la aseguradora o a cualquiera de tercero (mediador, agente o corredor), estos últimos a su vez facilitan a diferentes empresas aseguradoras de los datos del consumidor para realizarle propuestas posteriores de contratación (lo que llamaríamos ofertas), por lo que, los datos personales se están cediendo. Sin darse cuenta, usted firmó una cláusula en su contrato inicial por la que consentía la cesión de tales datos para finalidades promocionales “conectadas” con el contrato que usted firmó. 

¿Qué son los datos personales? 

Según determina el Art. 3.a Ley Orgánica de Protección de Datos LOPD los datos de carácter personal se caracterizan por ser “cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables.” Debido a la gran importancia de nuestros datos personales el legislador en el Art. 81 RD 994/1999 de 11 de Junio ha determinado tres niveles de protección de los mismos: 

- Nivel básico: Todos aquellos casos en los que existan datos personales 

- Nivel medio: Además de los básicos, son los datos de carácter financiero, comisión de infracciones administrativas o penales, o de la Administración tributaria. 

- Nivel alto: Además de los anteriores se suman datos relativos a la salud, origen racial, religión o ideología o son datos para fines policiales recabados sin el consentimiento de las personas afectadas, así como a violencia de género. 

Atendiendo a lo anterior los datos de las aseguradoras se encontrarían en el nivel medio de manera general, salvo para aquellos casos de seguros de salud (vida, asistencia sanitaria, accidente o enfermedad) o decesos, así como responsabilidad civil cuyos datos requieren alto nivel de protección.  

Infracciones graves 

El Art. 6 de la LOPD determina la obligatoriedad del consentimiento del titular de los datos personales. En algunas ocasiones, al consentir en algún contrato o suscripción (las famosas casillas que encontramos en los contratos), ésta recogida de los datos personales no implica que estemos consentimiento la cesión de los mismos a terceros en general; así lo determina la Sentencia 292/2000 del Tribunal Constitucional de 30 de Noviembre que establece que “la cesión de los mismos a un tercero para proceder a un tratamiento con fines distintos de los que originaron su recogida, aun cuando puedan ser compatibles con éstos (art. 4.2 LOPD), supone una nueva posesión y uso que requiere el consentimiento del interesado. Una facultad que solo cabe limitar en atención a derechos y bienes de relevancia constitucional y, por tanto, esté justificada, sea proporcionada y, además, se establezca por ley, pues el derecho fundamental a la protección de datos personales no admite otros límites.” Unido con lo anterior, el consumidor debe estar informado correctamente de que existe la posibilidad de la cesión de sus datos a terceros, así como cuales son las empresas a los que se les va a ceder, por lo que a juicio del TC “sólo así será eficaz su derecho a consentir, en cuanto facultad esencial de su derecho a controlar y disponer de sus datos concreta.” Como veíamos, puede ocurrir que por parte de un tercero se cedan los datos de un consumidor, lo cual puede suponer una infracción grave si los datos son de nivel alto de protección. El consumidor debe tener en cuenta que tiene a su alcance los derechos de acceso, rectificación y cancelación de sus datos personales que consten no sólo en una seguradora sino en cualquier empresa. 

Los seguros que ofrece la banca 

Por otro lado, pero unido a lo anterior, se encuentran las ofertas de seguros que llegan desde las entidades bancarias con las que los consumidores trabajan, es decir, son entidades que conocen nuestros datos, (no sólo señas personales), sino que conocen la existencia de hipoteca, alquileres, tenencia de coche o moto… y por tanto, teniendo conocimiento de todo ello nos ofertan o proponen seguros. ¿Pueden hacerlo? Pues tanto la Agencia Española de Protección de Datos como la propia LOPD estiman que no; esta última en su Art. 4.2 determina que “Los datos de carácter personal objeto de tratamiento no podrán usarse para finalidades incompatibles con aquellas para las que los datos hubieran sido recogidos”; por otro lado la Agencia Española de Protección de Datos en su informe 70/2013 determinó que “tratamiento por las entidades financieras de los datos relacionados con los recibos domiciliados por sus clientes en las cuentas abiertas en la entidad para los fines descritos en la consulta o su cesión a otras empresas del Grupo en los términos que también se han descrito será posible siempre y cuando se cuente con el consentimiento del interesado y dicho consentimiento reúna los requisitos legalmente exigibles del mismo, de modo que el interesado conozca que el tratamiento se extiende a tales datos y conozca claramente las finalidades para las que los datos van a ser tratados y, en su caso cedidos. Si las finalidades son comerciales será preciso que, conforme a lo dispuesto en el artículo 45.1 b) del Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica, el interesado tenga conocimiento de los “los sectores específicos y concretos de actividad respecto de los que podrá recibir información o publicidad”.” Por lo que es necesario que los consumidores sepan en todo momento para que finalidad o finalidades y a quién o quienes ceden sus datos personales. 

No ceda sus datos personales si no lo desea 

Entendemos que la entidad bancaria, que es la que confecciona los contenidos de estos contratos, debe visualizar de forma clara, expresa y destacable este tipo de clásulas, ya que afectan a un derecho fundamental de los consumidores como son sus datos personales. En ocasiones las entidades dan la opción al consumidor de rechazar esta opción de ceder sus datos en el contrato para recibir posteriores ofretas promocionales que debe marcar el consumidor. En tal caso y por defecto, no deben marcar por usted la casilla donde cede sus datos.

Ante cualquier contrato o renovación del mismo (cuentas, depósitos, créditos al consumo, préstamos hipotecarios...)  exija que le indiquen dónde está esta clásula y, si no está conforme, rechace ceder sus datos. 

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente