Impositores USUARIOS

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Ibercaja se quita la careta y se bancariza oficialmente: Su democratización y mejora en el trato al cliente es más necesaria que nunca

La entidad presidida por Amado Franco viene comportándose como un banco desde hace demasiados años: la merma de su Obra Social, comercialización de productos tóxicos, comisiones abusivas,… La democratización y regeneración de sus órganos de gobierno sigue siendo urgente y necesaria.

18-04-2011

Ampliar imagen

Finalmente Ibercaja, a través de su Consejo de Administración y su presidente, Amado Franco, e independientemente de haber manifestado reiteradamente que se mantendrían al margen de la bancarización, han decidido crear un banco al que trasladarán todo su negocio financiero. Esta decisión no sorprende en absoluto a AICAR-ADICAE, ya que la nueva regulación de las cajas de ahorros impulsada por los recientes cambios legislativos prácticamente sirve en bandeja a las cajas de ahorros la ‘oportunidad’ de bancarizarse.

A pesar de que, desde Ibercaja, se intenta ‘vender’ que la entidad “seguirá cumpliendo la función financiera y social encomendada en los estatutos y la Obra Social continuará disponiendo de recursos para ejercer su actividad”, lo cierto es que, desde hace demasiados años, su actividad y comportamiento con los clientes no se ha diferenciado de ningún banco, alejándose de lo que se espera de una caja de ahorros.

Desde AICAR-ADICAE se manifiesta la necesidad de que este cambio venga además acompañado de una profundización en la democratización de Ibercaja, la mejora del trato a la clientela, la modernización real y efectiva de la Obra Social y la reversión en el territorio de los beneficios de la entidad.

Además, también debe examinarse y reformarse en profundidad el “día a día” de las oficinas de Ibercaja, que según el director general de Ibercaja, José Luis Aguirre, “seguirá igual” y “no notará ninguna diferencia” cuando realmente debe mejorar, y mucho, en cuanto a determinados abusos que la entidad viene ejerciendo sobre sus clientes.

Su Obra Social ya estaba en entredicho

Independientemente de esta decisión, la Obra Social de Ibercaja lleva en peligro desde hace muchos años. En 2.007 destinó para su Obra Social 56,7 millones de euros; 59,9 en 2008; 48,2 en 2009; y 48,2 en 2010, según la memoria de resultados de la entidad. Como se puede observar, su disminución ha sido flagrante a pesar de que Ibercaja aseguró finalizar el ejercicio 2009 con 143’7 millones de euros de beneficios y el 2010 con 104.

Apoyó claramente la burbuja inmobiliaria

En cuanto a su contribución al desarrollo económico de Aragón, ésta ha sido la de contribuir decisivamente al incremento de la burbuja inmobiliaria. En 2007, en el máximo apogeo de dicha burbuja, redobló esfuerzos para invertir en el negocio inmobiliario. Entonces el crédito destinado a la adquisición de vivienda de particulares supuso18.551 millones de euros, cifra superior en un 16,17% a la del año anterior. Por su parte, en el ámbito de la financiación a las familias destinada a productos y servicios de consumo -automóviles, estudios, viajes, gastos familiares, reformas de la casa, etc.-, incrementó significativamente su cartera. Tras crecer un 21,66%, su saldo se elevó a 1.254 millones de euros.

En total, y sin contar la parte de financiación a promotores, más de 20.000 millones de euros se destinaron al negocio del crédito al consumidor para la adquisición de vivienda. Esto contrasta con la financiación destinada a actividades productivas, distinta de la inmobiliaria y construcción, que totalizó la pobre cantidad de 4.359 millones de euros.

Reiterados abusos a los consumidores

En este sentido, los datos de los Informes del Servicio de Reclamaciones del Banco de España son elocuentes. En particular, es de lamentar el escaso grado de cumplimiento con que Ibercaja ha venido acatando las resoluciones favorables al cliente que dicta el Banco de España. En 2006 no rectificó en el 75% de las reclamaciones en las que el Banco de España daba la razón al cliente. En 2007, no quiso rectificar en el 70% de los casos. En 2008, las no rectificaciones de Ibercaja a favor de sus clientes se elevaron al 87,5%. En 2009 el grado de no rectificación en las resoluciones favorables al cliente por el Banco de España fue del 88%…

Los abusos a los usuarios se han prolongado, también, en sus arbitrarios e insuficientes horarios, o en las abusivas comisiones que ha venido implantando en los últimos años, más propias de un banco que de una caja de ahorros. Por ejemplo, la disposición de efectivo a débito en cajeros automáticos de una red diferente a la suya (Red 6000) es del 4% -mínimo 3 euros-; o por apertura de un préstamo de garantía personal cobra un 2’5% sobre el importe solicitado.

Además Ibercaja también ha perpetrado otra serie de atropellos a los derechos de los consumidores aragoneses, como la inclusión de swaps en los contratos hipotecarios o la venta de bonos de Lehman Brothers –está demandada por ADICAE por estos asuntos-, o el hecho de cobrar por las notificaciones en papel de movimientos financieros enviadas a los domicilios de los clientes, algo que comenzó a hacer buscando resquicios en la legalidad y no precisamente a favor de sus clientes.

En definitiva, su intención de “separar de manera más clara la capacidad generadora de ingresos del negocio bancario y la de continuar desarrollando a través de Ibercaja las que históricamente han sido sus finalidades básicas, reconocidas en estatutos, que se basan en el propósito de fomentar los intereses de la colectividad y, especialmente, los de carácter social” es, cuanto menos, muy discutible si no existe una reforma sustancial de sus estatutos que favorezca el buen trato a la clientela y una mayor democratización de sus órganos de gobierno.

Es preciso mejorar su democratización

Como viene reclamando AICAR-ADICAE es necesario democratizar, de manera urgente, los órganos de gobierno de las cajas de ahorros aragonesas en general y de Ibercaja en particular.

Pese al anuncio de la futura creación de una entidad bancaria, si no hay maniobras oscuras, la decisión final dependerá de la Asamblea General de Ibercaja por lo que, desde AICAR-ADICAE, queremos hacer un llamamiento a todos los consejeros, representantes de los impositores y de otras organizaciones sociales para que impongan las medidas oportunas que mejoren la democratización del nuevo banco que propone Ibercaja teniendo en cuenta, además, que la legislación vigente exige que los órganos de gobierno de la nueva entidad tengan, exactamente, la misma proporción que los de la caja de ahorros. Es decir, que los clientes, impositores y otras instituciones y organizaciones sociales deberán estar representados en la misma medida en la que lo están actualmente.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente