Impositores USUARIOS

Lunes, 22 de Abril de 2019

Tasa de transacciones financieras: un posible avance contra la especulación que no deben pagar los consumidores

La Comisión Europea ha propuesto una tasa de transacciones financieras en la UE. La propuesta, que tendrá que ser confirmada o rechazada por cada país miembro, proponer gravar con un 0,1% las transacciones con acciones y bonos, y con un 0,01% las operaciones con derivados. Un pequeño paso adelante para frenar la especulación y que el sistema bancario colabore en la economía, pero que tendría que pulirse para no frenar la inversión ni perjudicar a los pequeños consumidores en forma de comisiones.

29-09-2011

Ampliar imagen

En la línea de la llamada Tasa Tobin, la Comisión Europea ha dado luz verde a una tasa que grave las transacciones financieras internacionales en las que intervengan los países de la Unión Europea. En concreto, ésta supondría un impuesto del 0,1% en las operaciones con acciones y bonos, y un 0,01% en las transacciones con derivados.

El presidente de la Comisión, el portugués José Manuel Durão Barroso, recordó que en los últimos tres años se han concedido 4,6 billones de euros al sector financiero, que han salido de los bolsillos de los ciudadanos europeos. De este modo, “ha llegado el momento de que el sector financiero contribuya” a la sociedad igual que lo están haciendo los consumidores.

Éste es el espíritu con que nace esta tasa de transacciones financieras, además del de reducir la especulación financiera. Si bien, no todo es positivo, por lo que hay que recibir esta propuesta con algunas reservas y matizaciones. Tal como su espíritu inicial indica, esta tasa debe estar destinada a frenar y acabar con los movimientos especulativos a corto plazo, no a acabar con las inversiones ni a perjudicar a los pequeños ahorradores, sino que debe gravar únicamente a los grandes capitales.

Las instituciones europeas deben pasar de las palabras a los hechos para evitar posibles abusos

Si, como dice Durão Barroso, el objetivo es que el sistema financiero contribuya a la sociedad, deben ponerse los medios y las limitaciones necesarias al gravamen para que esto sea así efectivamente, para que no sean una vez más los pequeños consumidores los que tengan que hacer un esfuerzo añadido para salir de la recesión económica. La crisis la han originado las entidades financieras, la han promovido y alentado junto con sus directivos y con los grandes especuladores; ahora deben ser ellos quienes ayuden a solucionarla.

Es cierto que este gravamen afecta solo a las transacciones realizadas por instituciones financieras y grandes inversores y no a los particulares, pero también lo es que las entidades financieras no aceptarán sin más pagar esta tasa, sino que intentarán repercutirla (como hacen siempre) en los consumidores, probablemente en forma de comisiones. Eso es algo que debe evitarse y legislarse.

Si la Comisión Europea quiere que esta aportación de los bancos a la sociedad se haga efectiva ha de poner las medidas necesarias para que así sea y para evitar que se produzca ningún tipo de abuso por parte de éstos, que acabe una vez atacando el bolsillo de los consumidores. No hay que olvidar que las comisiones son fijadas libremente por el lobby bancario (no hay competencia al respecto en España, ya que bancos y cajas se ponen de acuerdo para subirlas y, lejos de bajar, siguen subiendo cada vez más). Hay que pasar, por tanto, de las palabras a los hechos y aprobar cambios legislativos para controlar por ley la especulación, las comisiones bancarias y, además, los paraísos fiscales.

Las reacciones de la Banca y los países europeos no se han hecho esperar

Por supuesto, los grandes bancos se han declarado ya contrarios a la medida. Según la Asociación para los Mercados Financieros en Europa, es inútil para solucionar la crisis. “Europa necesita centrarse en la reconstrucción de sus economías y en la consolidación de la recuperación. Esta propuesta no hará nada para apoyar ninguno de esos objetivos”, aseguran en un comunicado.

El sector financiero británico va más allá y reconoce que la tasa la acabarán pagando los consumidores. “Los bancos gestionan transacciones para sus clientes, por lo que cualquier tasa sobre las transacciones será una tasa para los clientes”, asegura BBA, la principal asociación del sector.

En cuanto a los países europeos, no faltan quienes se han declarado ya en contra de la medida, entre ellos el Reino Unido, quien asegura que, de aplicarse, supondría la fuga de estas transacciones a países que no impongan esta tasa. Y eso pese a que tanto el Reino Unido como otros países europeos (Bélgica, Chipre, Francia, Finlandia, Grecia, Irlanda, Italia, Rumanía y Polonia) ya gravan algunas de estas operaciones.

Chile: un ejemplo a tener en cuenta

De entre las medidas utilizadas históricamente por otros países en este sentido, resulta especialmente interesante el llamado “encaje chileno de control de capitales”, que se aplicó en los años 90 en el país andino y en Colombia para que las grandes entradas de capital en estos países emergentes no crearan una gran dependencia de este capital ni se tradujeran en un importante aumento de la inflación o las tasas de cambio de divisas.

El encaje consistía en un depósito obligatorio, en moneda extranjera y no remunerado, que debía constituirse en el Banco Central del país receptor del dinero (en aquel momento, Chile y/o Colombia) de forma proporcional a ciertas entradas de capitales, y que debía mantenerse durante un año. Esto resultaba en un encarecimiento del financiamiento externo, desincentivando el ingreso de capitales especulativos, al tiempo que constituía una “política de pasivos” muy eficaz, que mejoraba la estructura financiera de los bancos centrales de estos países, mejorando su liquidez y garantizando el pago de las obligaciones externas.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente