Impositores USUARIOS

Jueves, 23 de Mayo de 2019

Las tasadoras inmobiliarias, expedientadas por la Comisión Nacional de la Competencia

La Comisión Nacional de la Competencia ha abierto expediente sancionador a la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (ATASA) por establecer precios mínimos para la valoración de bienes inmuebles, entre otros aspectos. Unas prácticas que merman la competencia en un sector que, controlado en gran parte por las entidades financieras, contribuyó decididamente a la creación de la burbuja inmobiliaria.

03-10-2011

Ampliar imagen

La Dirección de Investigación de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto un expediente sancionador por posibles conductas anticompetitivas en el sector de la prestación de servicios profesionales de tasación, consistentes en la fijación de precios o de otras condiciones comerciales o de servicios.

Este expediente tiene su origen en la remisión por parte de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía de un documento realizado en enero de 2010 por la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (ATASA), en el que establece precios orientativos para la valoración de bienes inmuebles, empresas, fusiones, adquisiciones, acciones, maquinaria, mobiliario e inmuebles especiales a los que podrían remitirse los operadores en la prestación de servicios de tasación.

La CNC considera que existen indicios suficientes para sospechar que ATASA ha vulnerado el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia. No obstante, indica en un comunicado que “la incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación”, abriéndose ahora un periodo máximo de 18 meses para la resolución definitiva del caso.

Las tasadoras, clave en la burbuja inmobiliaria

La apertura de este expediente vuelve a poner en entredicho la labor de las sociedades de tasación, como ya ha denunciado ADICAE en varias ocasiones. ATASA tiene 36 asociados, entre los que se encuentran algunas de las tasadoras más importantes de España, como Tasamadrid, Valmesa o Valtectic. Junto a la Sociedad de Tasación y Tinsa, que no están dentro de ATASA, controlan más del 50% del sector.

Aunque no es algo reciente, la vinculación entre las entidades financieras y las tasadoras es una realidad que se constata por la fuerte presencia de bancos y cajas en el capital de algunas de las principales tasadoras. Así, Caja Madrid (ahora Bankia) participa en Tasamadrid, una de las mayores tasadoras del mercado; Novacaixagalicia lo hace en Tasagalicia; La Caixa, en VTH; Banco Santander, en Sivasa y las tres cajas vascas (BBK, Kutxa y Caja Vital) lo hacían, hasta hace poco en Servatas. Esta tasadora ha sido recientemente adquirida por el fondo de capital riesgo Advent, que también es dueño de Tinsa, la mayor tasadora de España. Precisamente, la CNC acaba de paralizar otra operación de compra de Advent, que pretendía hacerse con Tasamadrid, lo que le conferiría un tercio del mercado español de tasaciones.

Las tasadoras tienen que pagar su parte de responsabilidad por las hipertasaciones realizadas en años anteriores, que contribuyeron decididamente a la creación de una burbuja inmobiliaria que todavía no se ha desinchado totalmente. De sus tasaciones depende no sólo que las entidades de crédito faciliten o no un préstamo hipotecario, sino que también determinan el dinero que el banco o caja en cuestión den al comprador para financiar la adquisición de un inmueble.

Desde el inicio de la burbuja inmobiliaria las viviendas se tasaron por encima de un valor razonable, favoreciendo préstamos hipotecarios con tipos muy altos que engordaran los balances de bancos y cajas de ahorros. Una práctica, además, que ha sido tolerada por el Gobierno y en la que se halla el origen de la actual crisis económica.

De las 57 tasadoras registradas en la base de datos del Banco de España, 12 están participadas por entidades financieras
Los consumidores que tienen que pagar más de lo que vale su vivienda en la actualidad son más de 250.000, por el progresivo y continuado incremento del número de hipotecas firmadas en el periodo 2002-2008 así como del precio de la vivienda en estos años, lo que motivó las hipotecas a largo plazo (hasta 50 años) y por más del 80% del precio de tasación.

El Banco de España debe tomar cartas en el asunto

Aunque la iniciativa del expediente sancionador corresponde a la CNC, el Banco de España también es competente en el control de las tasadoras, que tienen que estar registradas ante él y han de cumplir algunas condiciones, fundamentalmente contables y mercantiles. Pero esto no ha conseguido evitar la práctica habitual de que bancos y cajas concentren sus tasaciones en determinadas valoradoras, lo que supone un riesgo de que las tasaciones se vean afectadas por intereses de las entidades financieras y de las propias tasadoras antes que de los consumidores.

En 2009 las tasadoras relacionadas con entidades de crédito realizaron más del 40% de las tasaciones. De las 57 tasadoras registradas en la base de datos del Banco de España, 12 están participadas por entidades financieras, especialmente cajas de ahorros. A pesar de que, legalmente, bancos y cajas de ahorros no pueden imponer la tasadora que valorará el inmueble, es una práctica habitual ya que no suelen aceptar las tasaciones independientes presentadas por los futuros compradores.

ADICAE exige cambios legislativos para regular las tasaciones

ADICAE ha pedido la modificación del artículo 3 de la ley 41/2007, por la que se modifica la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario. ADICAE pide, en este artículo, que los servicios de tasación preserven su independencia profesional con respecto a las entidades de crédito.

Además los informes de valoración y tasaciones, con todos los requisitos legalmente previstos que sean aportados por el consumidor previos a la contratación de un préstamo o crédito hipotecario, dentro del plazo previsto del 62.4 de la Orden ECO/805/2003, deberían ser aceptados por la entidad financiera, sin perjuicio de comprobaciones posteriores de la entidad que no tendrían que repercutirse al cliente que aporta la tasación. Debería ser nulo cualquier pacto en contrario que contradiga esta regulación.

Estas propuestas fueron presentadas por ADICAE al Congreso de los Diputados el 10 de junio de 2011, en la ‘Proposición de Ley de modificación de diversas normas para la prevención y tratamiento del sobreendeudamiento de las familias por el crédito’. En dicho documento, ADICAE pide una reforma de la normativa sustantiva y procesal que afecta a las obligaciones contraídas por los consumidores derivados de la contratación de préstamos y créditos, en particular aquellos con garantía hipotecaria, en situaciones excepcionales de endeudamiento de las familias.

El Gobierno, por el momento, sigue negándose a regular el sector y continúa permitiendo que tasadoras y entidades financieras sigan marchando de la mano.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente