Impositores USUARIOS

Domingo, 09 de Diciembre de 2018

Consejeros y altos ejecutivos de las empresas en bolsa, el jugoso beneficio de una élite que impone su ley

Sueldos millonarios que no quieren explicar y un régimen de gobierno de las empresas que arrincona a los pequeños accionistas ponen de manifiesto la dictadura que ejercen.  

30-12-2011

Ampliar imagen

 

Ayer la CNMV hizo público el Informe de Gobierno Corporativo de las entidades emisoras de valores admitidos a negociación en mercados secundarios oficiales referido a 2010. En él las empresas deben reflejar su funcionamiento interno en diversos aspectos. Varias son las cuestiones que destacan y que ponen de manifiesto el oscuro despotismo que se impone en las empresas que cotizan en bolsa.

[ladillo) Las élites financieras y económicas

Lo primero que llama la atención es que un puñado de algo más de mil personas gestionan más de 40.000 millones de euros (capital social de las empresas cotizadas), muchas de las cuales claves en la economía y antes de naturaleza pública. Así, el número total de miembros de los consejos de las sociedades cotizadas asciende a 1.598, para las que gobernar estas empresas supone de media cobrar un sustancioso sueldo. La remuneración media por consejero ejecutivo se situó en 1,02 millones de euros; para los consejeros externos fue de 102.472 euros. A estas cifras hay que tener en cuanta que muchos de estos consejeros tienen acciones en las empresas que dirigen, así como de otras muchas.

Por su parte, según el informe de la CNMV, en el ejercicio 2010 el número de miembros de la alta dirección ascendía a 1.164 y su retribución media se situó en 454.713 euros, lo que representa un incremento de 9,1% sobre el año anterior. 

No quieren decir lo que cobran 

Hay que recordar que la información que se publica por la CNMV parte de los datos que publican las empresas cotizadas. Este ejercicio de “transparencia” tienen un marcado carácter voluntario en general, bajo el principio de “cumple o explica”. Los criterios de información a proporcionar por las entidades cotizadas en bolsa son meras “recomendaciones” que en muchos aspectos se ignoran. Es lo que sucede con las recomendaciones relativas precisamente al régimen de aprobación y transparencia de las retribuciones de los consejeros. Las dos únicas recomendaciones del Código que son seguidas por menos de un tercio de las sociedades cotizadas se refieren a la transparencia de las retribuciones de los consejeros. Es vergonzoso que la recomendación de que el consejo someta a la junta un informe sobre la política de retribuciones de los consejeros y la que determina que en la memoria se detalle las retribuciones individuales son seguidas, respectivamente, por el 27,3% y el 31,8% de las sociedades cotizadas.

 Durante el 2010, al igual que en años anteriores, ninguna sociedad ha incorporado la posibilidad de someter a votación en la junta general, como punto separado del orden del día y con carácter consultivo, un informe sobre la política de retribuciones de los consejeros. 

¿Sancionará la CNMV?  

Aunque la naturaleza de las propuestas de informar es de meras “recomendaciones voluntarias” (con el criterio de “explicar” sobre las que no se informe o cumplan) hay aspectos concretos que ya son exigibles por ley. La Ley 2/2011 de Economía Sostenible ha incorporado al ordenamiento jurídico estas recomendaciones, obligando a las sociedades cotizadas a difundir y  someter a votación de la junta general, con carácter consultivo y como punto separado del orden del día, un informe anual sobre las remuneraciones de los consejeros en el que se detallará sus retribuciones de forma  individualizada.  Esperemos que las que incumplen sean sancionadas por esta ilegalidad.

Todos estos datos ponen de manifiesto el poder total que despliegan los 1500 consejeros que dirigen estas empresas, que olvidan y arrinconan completamente a los pequeños accionistas, que sin embargo son mayoritarios. Y lo que es más grave, no tienen interés en fomentar su presencia y participación en el gobierno de las empresas cotizadas. El propio informe de la CNMV reconoce textualmente que “la existencia de mayor porcentaje de accionistas minoritarios se traduce en una menor participación en las juntas”. (página 67)

Ahora más que nunca es necesario apostar por una mayor presencia organizada de pequeños accionistas, muchos de ellos pequeños ahorradores, en el gobierno de las empresas cotizadas, en particular de aquellas que más repercusión tienen en la economía y más abusan de los consumidores y usuarios, como el sector financiero, energético, telecomunicaciones, etc. 

 

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente