Impositores USUARIOS

Miércoles, 28 de Junio de 2017

Principales diferencias entre los ruinosos planes de pensiones privados: PIAS y PPAS, a examen

El lobby bancario sigue teniendo un gran interés en desprestigiar el sistema público de pensiones, el único que por ahora ha resistido las crisis, a diferencia de los sistemas privados. El sistema de ahorro-jubilación privado sigue siendo ineficiente: comercialización oscura, comisiones que no justifican su gestión, escasa rentabilidad general...y continúa perdiendo rentabilidad.

10-07-2012

Ampliar imagen

La incierta evolución de la deuda de la zona del euro les costó a los planes de pensiones el 2,84 % de su patrimonio durante mayo. El retroceso, de 1.422 millones de euros, obedece a reembolsos netos de 136 millones de euros, a los que se sumaron 1.286 millones procedentes de la caída de la rentabilidad de las carteras de activos. El patrimonio total gestionado por los planes de pensiones a finales de mayo era de 48.587 millones. Además un reciente informe de la OCDE también ha puesto de manifiesto la poca solvencia de los fondos de pensiones privados en España, asegurando que son los terceros menos rentables, por detrás de los de Islandia y Australia.

Aun así la banca sigue intentando ‘colocar’ estos productos entre los consumidores. El Departamento de Estudios y Publicaciones de ADICAE ha elaborado un informe en el que se ponen de manifiesto tanto su escasa rentabilidad como su alta fiscalidad.

Qué es un PIA

Los planes individuales de ahorro sistemático, también conocidos como PIAS, son un producto financiero asegurador. Por lo tanto, se contratan en entidades aseguradoras. Su finalidad es ir acumulando un capital a lo largo del tiempo, que pueda servir como complemento a la pensión pública de jubilación. El objetivo básico es incentivar la contratación de rentas vitalicias aseguradas. Este producto es un contrato firmado con entidades aseguradoras para, con los recursos aportados, percibir una renta para toda la vida en forma de pagos mensuales con una cuantía conocida de antemano, en función del capital total acumulado.

La renta vitalicia asegurada puede comenzar a percibirse una vez transcurridos 10 años desde el pago de la primera prima. El beneficio fiscal de estos productos consiste en la liberación de todos los beneficios que se hayan generado desde el pago de la primera prima hasta el inicio del cobro de la renta vitalicia asegurada. El límite máximo anual que se puede aportar a este tipo de planes está fijado en 8.000 euros, según se expone en la actual ley del IRPF.

El principal atractivo de un PIAS es que su rentabilidad, es decir, su beneficio, no tributará si lo rescatamos en forma de renta vitalicia. Es decir, si tenemos unos ahorros formados de 35.000 euros, compuestos por 25.000 euros de capital + 10.000 euros de intereses y lo rescatamos en forma de renta vitalicia, los 10.000 euros de intereses no sufrirán ningún tipo de retención de rendimientos de capital mobiliario del 19%.

La renta mensual que se perciba tributa en el IRPF como una pensión vitalicia inmediata con grandes reducciones fiscales, en función de la edad del consumidor en el momento de contratar dicha pensión. Es el caso de los mayores de 70 años, que tributan sólo por el 8% de la renta obtenida.

La lista de porcentajes de tributación de las rentas vitalicias de un PIAS es la siguiente:

 

Porcentaje

Rango de edad

40%

Menor de 40 años.

35%

Entre 40 y 49 años.

28%

Entre 50 y 59 años.

24%

Entre 60 y 65 años.

20%

Entre 66 y 69 años.

8%

70 años o más.

 Principales desventajas

• Las aportaciones a los PIAS no tienen beneficios fiscales, por lo que no habrá deducciones por ellas.

• Es necesario un capital elevado para que la renta mensual sea interesante, principalmente si se rescata a una edad no muy tardía.

• Como producto de perfil conservador, las rentabilidades son moderadas, pero aún así semejantes a las de los planes de pensiones garantizados.

¿Qué son los PPAS

Los PPAS o Planes de Previsión Asegurados son un instrumento de ahorro de carácter privado dirigido a  complementar las prestaciones de la Seguridad Social. Es un seguro de vida ahorro complejo y con poca transparencia cuyas prestaciones se reciben en el momento de la jubilación, con rentabilidad asegurada y las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones individuales.

Al tener carácter de seguro, las entidades están obligadas a garantizar un tipo de interés mínimo hasta su vencimiento. Por la gestión del patrimonio del seguro y según los resultados de la compañía, ciertos PPA pueden ofrecer revalorizaciones adicionales.

El tomador (quien contrata el seguro), deberá ser también el asegurado (la persona expuesta a los riesgos cubiertos) y el beneficiario (quien percibirá la prestación contemplada en el seguro).
Los PPA tienen como cobertura principal la jubilación, pero podrán cubrir adicionalmente invalidez y fallecimiento.

Estos productos no tienen liquidez hasta la jubilación, pero hay una serie de supuestos en los que se podría disponer anticipadamente del dinero:
 
• Enfermedad grave. Cualquier dolencia o lesión que incapacite temporalmente para la ocupación durante un periodo continuado de, al menos, 3 meses.
• Desempleo de larga duración, considerado como el que se produce durante un periodo continuado de, al menos, 12 meses.

La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones publica el tipo de interés máximo aplicable para los PPAS de forma anual, siendo el tipo de interés máximo utilizable para los planes de pensiones durante 2012 del 5,62%. En 2011 fue del 4,82 %, en 2010 del  4,33% y en 2009 del 4,32%.

El interés técnico es el porcentaje que se toma como representación de las ganancias y rendimientos esperados de la inversión que lleva a cabo la entidad aseguradora con los fondos recibidos de las pólizas (aportaciones al PPA). Es un dato importante en estos seguros de ahorro vida como el PPA, ya que permite obtener el valor actual de las prestaciones fijadas. 

Hay que tener en cuenta que dicho interés técnico es bruto, lo que quiere decir que no están descontados los gastos y costes de gestión y administración. Es por esto que no se puede comparar un 2,5% de un plan de pensiones garantizado con un 2,5% de interés técnico garantizado de un plan de previsión.

Un error frecuente es confundir el interés técnico asegurado con la T.I.R. (Tasa Interna de Rentabilidad) ya que esta última expresa la rentabilidad neta de gastos de gestión y de prima de riesgo y permitiría compararla con otras opciones. No obstante, las empresas aseguradoras no comunican a sus potenciales clientes ni clientes de cartera la T.I.R., haciendo a los productos poco transparentes y susceptibles de contratación engañosa.

En los PPA se puede incrementar el rendimiento a través de la participación en beneficios generados por la rentabilidad real generada por la inversión de las provisiones matemáticas, entendiéndose como lo que queda de las primas pagadas una vez descontados los gastos del asegurador que lo gestiona. Se podría primar un 10% en participación de beneficios, pero si las comisiones son altas puede llegar a no percibirse nada.

Qué ofrece el mercado actualmente

Las características generales de los PPAs y PIAS actualmente en el mercado son una edad mínima de contratación de 18 años (para PIAS en algunas entidades de 14, 15 ó 16 años) y máxima de 65, con una edad máxima para mantener el seguro de 75 años.

Para los PIAS, las aportaciones periódicas mínimas van de los 18 a los 25 euros mensuales, habiendo un mínimo inicial obligatorio que suele ser a partir de los 1000 euros.

Generalmente se puede elegir la periodicidad con la que se pueden realizar estas aportaciones, ya sea mensual, trimestral, semestral o anual y se ofrece la posibilidad de poder realizar aportaciones extraordinarias, de un mínimo de 150 ó 300 euros en función de la entidad, y que no superen el límite de 8.000 euros de las aportaciones fiscalmente deducibles, recibiendo a vencimiento un capital equivalente al fondo acumulado, consecuencia de la capitalización de las aportaciones realizadas.

Para el caso de las cuantías aportadas anualmente a un PPA, no pueden superar los límites establecidos por la ley según la edad (10.000 ó 12.500 euros).

La duración del contrato es de diferentes periodos de tiempo para el caso de los PIAS o de carácter vitalicio en el caso de los PPAs, estando en vigor mientras el asegurado y el tomador no ejerciten el derecho a rescate.

En el caso de los PPAs, los rescates podrán ser parciales (de un 80%) o totales, y en general sin gastos de rescate o comisiones.

Se puede disponer del fondo acumulado antes de la fecha de jubilación, cuando se produzca alguno de los siguientes casos excepcionales: incapacidad del asegurado, gran incapacidad o incapacidad total y permanente,  enfermedad grave (del asegurado o de su cónyuge o ascendientes y descendientes de primer grado a su cargo) o desempleo de larga duración.

En el caso de los PIAS, el asegurado recibirá una remuneración mensual durante la vida del asegurado, y el pago del 100% de la inversión inicial más en algunas polizas un porcentaje a sus herederos legales en el momento de su fallecimiento. La rentabilidad variará ligeramente en función de la edad del asegurado.

Se podrá transformar el fondo acumulado en renta vitalicia y beneficiarse de una exención total del rendimiento generado, siempre que el PIAS tenga una antigüedad de al menos 10 años.

Comentarios: 5

5 - 12-11-2013 - 19:27:36 h
Buenas tardes, un plan de pensiones SI se puede transformar en un PPA, pero no en plazo fijo, pias ni nada parecido. Respecto a la renta Viatlicia, no todo son ventajas, como todos los productos también tiene letra pequeña, cómo que cuando lo rescates devolverás a Hacienda lo que no te retuvieron antes..

4 - 25-05-2013 - 13:37:21 h
Hola, Tengo 39 años. En mi antigua empresa tenía un plan de pensiones que cambié de entidad al abandonar aquella. Dadas la escasa liquidez de dichos planes y las dificultades para rescatarlos, me pregunto si es legalmente posible traspasar la cantidad procedente de l mismo a otro producto con mayor liquidez. En principio había pensado en un PIAS, pero agradecería mucho que me indicaran si consideran más interesante un plazo fijo. Si esta alternativa no es posible... ¿Podría traspasar el plan de pensiones a un PPA? Muchas gracias de antemano y un saludo

3 - 08-04-2013 - 23:02:20 h
Acabo de jubilarme en la enseñanza, tengo un Plan de Pensión en la Caixa por un montante de unos 38.000?, He ido a rescatarlo y un operario me ha facilitado un folleto de un producto que tiene la Caixa de Renta Vitalicia a Interés vitalicio, tengo 61 año y me ha comentado que es muy buen producto y que me interesaría. Ya sabemos que los bancos antes de que saques el dinero te ofrecen el oro y el moro. No estaba enterado de este producto, por lo que quisiera que me puedan aconsejar, dado que según el empleado este producto todos son ventajas.

2 - 23-12-2012 - 18:31:41 h
Puedo traspasar mi Plan de Pensiones a un PPA, me dicen en mi banco que no es posible ¿es cierto ? Si puedo,teniendo en cuenta que me quiero jubilar de la S.S. anticipadamente en Mayo proximo con 61 años y 43 cotizados.¿ Me interesa el cambio o no y en Banco o compañia de Seguros ? Les doy las gracias anticipadas y espero recibir vuestra respuesta en mi E-mail.-

1 - 26-11-2012 - 11:47:44 h
buenos dias querria saber si mi plan Barclays Pension Bolsa Euro PP lo puedo traspasar a un PPA y fiscalmente cual seria el modo de tributacion al convertirlo en renta vitalicia y el tratamiento fiscal al fallecimiento del capital sobre mis herederos, gracias.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: aicar.adicae@adicae.net, N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente