usuarios
IMPOSITORES
DE BANCOS, CAJAS Y SEGUROS
EDICIÓN ON-LINE

El trile de las 'cero comisiones': obligan a los consumidores a contratar productos bancarios que sí las llevan, y más caras

ADICAE detecta la proliferación de campañas bancarias que, bajo el epígrafe de “sin comisiones” o “cero comisiones”, prometen la eliminación de esos costes pero, a cambio, obligan al consumidor a contratar otros productos que sí las llevan, a veces con más coste. Destaca el caso de las principales entidades, BBVA, Santander, CaixaBank y Bankia, cuyas campañas eliminan unilateralmente, y sin aviso, los beneficios de campañas anteriores. Abusan de la débil normativa de transparencia bancaria para crear artificiosamente comisiones duplicadas y absurdas para luego decir que las eliminan y cobrar otras nuevas. ADICAE llama a los consumidores que se consideren afectados a acudir a sus sedes para establecer mecanismos de reclamación colectiva.

04-09-2013

Ampliar imagen

Banco Santander, BBVA, La Caixa, Bankia... Prácticamente todos los grandes bancos que operan en España mantienen duraderas campañas de fidelización de clientes basadas en el concepto “sin comisiones” o “cero comisiones”. Atendiendo al anuncio, el consumidor puede beneficiarse de la eliminación de las comisiones operativas en su cuenta corriente si mantiene un compromiso de permanencia, uso e ingresos habituales en esa cuenta. Pero, en la práctica, lo que estas entidades buscan es empujar al consumidor a contratar otros productos más allá de esta cuenta para llamarle a acceder a estas “comisiones cero”.

El problema que está detectando ADICAE es que estos productos vinculados cuya contratación se exige para bonificar las comisiones en realidad incluyen más comisiones, muchas de ellas duplicadas y abusivas, y en buena medida más costosas de lo que supondría seguir simplemente con la cuenta corriente en marcha, con sus comisiones habituales. Contratar tarjetas de crédito, hipotecas o créditos, seguros, planes de pensiones, productos de ahorro... Incluso suscribir acciones, son condiciones que tiene que cumplir el consumidor si quiere que le quiten las comisiones de su cuenta corriente. Numerosas quejas han llegado a las sedes de la asociación, en especial con Bankia como protagonista.

Ampliar imagen

El caso de Bankia: Duplicar comisiones y cobrar otras más caras

Las entidades financieras tratan de inundar al usuario con un aluvión de comisiones torticeramente impuestas para convencerle de que cualquier descuento en cualquiera de ellas es bueno para sus intereses. Y en este sentido, el proceder de la nacionalizada Bankia, entidad cuyo titular es el Estado, es particularmente abusivo. Para empezar, su nueva oferta bancaria de comisiones, además de ser más restrictiva, supone que las personas que se venían beneficiando de ofertas a las que se vincularon anteriormente se queden ahora sin esos beneficios.

Las comisiones que supuestamente se eliminan en las cuentas corrientes están duplicadas, como si se hubieran creado expresamente para dar al usuario la sensación de que va a obtener un buen ahorro

Bankia esta imponiendo una serie de modificaciones de las comisiones de manera unilateral, y exige vinculación a otros servicios donde se cobran comisiones más caras, para eliminar las de las cuentas corrientes, que en comparación son menos gravosas. En su oferta la antigua CajaMadrid-Bancaja otorga beneficios, de manera muy restrictiva, a los menores de 25 años, a accionistas, a patrimonios elevados de más de 75.000 euros. Y, para los que no cumplan estos requisitos (la mayoría), les obliga a que contraten un seguro de riesgo, o un plan de pensiones, o una tarjeta de crédito con la que realicen al menos una operación al mes. Así pues, primas, aportaciones y comisiones nuevas que sustituyen a las comisiones de la cuenta corriente y que, además, son más caras.

Pero es que, además, las comisiones que supuestamente se eliminan en las cuentas corrientes están duplicadas, como si se hubieran creado expresamente para dar al usuario la sensación de que va a obtener un buen ahorro. Por ejemplo, Bankia exonera las comisiones de mantenimiento, que se cobran por el solo hecho de tener contratada la cuenta, y las comisiones de administración, que la entidad cobra a sus clientes por tener ordenada y detallada la información que aparece en la cuenta; ADICAE ve una clara duplicidad de comisiones para hacer creer al cliente-usuario que se le quita mayor numero de comisiones. Parecido es el caso en las comisiones de las tarjetas de débito: Alta, Emisión, Tenencia o Renovación; Consulta de saldo en cajeros; y retirada de efectivo en cajeros de la entidad, todas ellos inherentes a la tenencia de una tarjeta de débito y, por tanto, duplicadas.

Ampliar imagen

No hay inocentes

No se libra el resto de las grandes entidades financieras españolas, pues sus ofertas de cero comisiones son prácticamente idénticas, con vinculaciones que implican nuevas comisiones. Así lo predispone el BBVA, por ejemplo, que exige un mínimo de nómina o pensión más domiciliación de recibos, o tarjetas de débito, para acceder a descuentos en algunas comisiones. Tampoco se pagarán comisiones si el cliente ostenta más de 500 acciones depositadas de BBVA o si mantiene un saldo mensual de más de 60.000 euros en cuentas, depósitos o productos de ahorro o inversión que, por cierto, si están vinculados con una cuenta corriente, esa cuenta ya de por sí no ha de llevar comisión alguna.

Todo ello implica la generación de una serie de comisiones que compensan, con ganancia para el banco, el ahorro que obtendría el cliente-usuario por las comisiones de la cuenta corriente que le retiran. El proceder, pues, es idéntico al de Bankia, y en el caso de premiar a accionistas o a ahorradores con más de 60.000 euros, introduce criterios de discriminación que eliminan a la mayor parte de los consumidores españoles. El Banco de Santander tiene también condiciones tramposas para su plan de cero comisiones. En su caso se llama “queremos ser tu banco”, y en el nombre ya viene confesa la falta.

El consumidor que quiera que La Caixa le elimine comisiones deberá comprometerse a sacar dinero, consultar saldo, hacer transferencias, etc. a través de internet o cajero automático, de tal manera que si necesita hacer una consulta u operación en ventanilla le cargarán de inmediato 4,75 euros en ese mes

La alusión del eslogan indica que el banco de Emilio Botín quiere que la eliminación de comisiones se haga sólo en casos de vinculación casi total a la entidad financiera. Así, en las bases notariales del producto, se establece que el usuario del Santander que opte a este programa debe al menos contratar dos de estos productos, diferentes: una cuenta con domiciliación de nómina o pensión, un plan de pensiones, una hipoteca, la suscripción de acciones o tener productos de ahorro por un valor total de 12.000 euros. Con sus comisiones, claro está.

El caso de CaixaBank, en fin, es el más particular. En su caso, la trampa de su plan cero comisiones no está tanto en la obligación de contratar productos vinculados como en la obligación de utilizar canales online y automáticos para llevar a cabo operaciones. Esto es, el consumidor que quiera que La Caixa le elimine comisiones deberá comprometerse a sacar dinero, consultar saldo, hacer transferencias, etc. a través de internet o cajero automático, de tal manera que si necesita hacer una consulta u operación en ventanilla le cargarán de inmediato 4,75 euros en ese mes.

Ampliar imagen

Dos casos prácticos, Santander y BBVA

Con estos condicionantes, ADICAE ha realizado una comparativa a modo de ejemplo para saber, en dos casos particulares, hasta qué punto son beneficiosas estas campañas. El primer caso, atendiendo a la oferta del Banco de Santander, “queremos ser tu banco”. Las comisiones más habituales de sus cuentas corrientes sujetas a posible exención, mantenimiento y administración de cuenta y renovación de tarjeta, suponen un coste medio de entre 100 y 150 euros anuales, sin contar transferencias y cheques, gastos menos habituales. Para exonerar estos gastos, el banco exige al menos dos vinculaciones: domiciliar nómina, paro o pensión sería lo menos costoso, a priori, pero la segunda vinculación ya no compensa.

Así, mantener un producto de ahorro con más de 12.000 euros de saldo implica comisiones de mantenimiento y gestión en cualquier modalidad que se elija, que se calculan por porcentaje sobre saldo que, en el menor de los casos, ya ronda el 1%, esto es, 120 euros. Ya se cobra lo que se dejaba de ingresar por las 'cero comisiones'. En planes de pensiones este porcentaje es cercano al 2%, más de 200 euros. Otra opción es tener una hipoteca, que cuenta por miles de euros sus comisiones de estudio, apertura, etc. Finalmente, se puede acceder a contratar un millar de acciones, sometidas, por supuesto, a comisiones mínimas por guarda (12 euros) y diversas operaciones. Y sometidas, sobretodo, al riesgo de sufrir pérdidas en la cotización.

Desde ADICAE se pide a todas las entidades financieras que llevan a cabo este tipo de campañas que realicen las oportunas modificaciones de esta oferta; el objetivo, cumplir la normativa vigente tanto de Transparencia de los servicios bancarios, así como aquella normativa vigente que garantiza la protección de los derechos de los consumidores

La campaña de “adiós comisiones” del BBVA es a priori menos lesiva, pero en la práctica es más difícil de cumplir. Para optar a un ahorro similar al del Santander, unos 100 euros anuales por cuenta corriente, el BBVA pide, simplemente, tener domiciliada nómina, pensión, paro o ingreso habitual de al menos 600 euros mensuales, domiciliar recibos y tener la tarjeta cuyas comisiones se exoneran con un mínimo de siete operaciones periódicas (sin que quede muy clara cuál es esa periodicidad). El problema es que las bases de la campaña dicen textualmente que el no cumplimiento de cualquiera de estas condiciones implica el fin del descuento, y no es difícil que un consumidor se quede temporalmente sin ingresos o pase cierto tiempo sin operar con su tarjeta. Así que entonces el BBVA se remite a los clásicos productos vinculados. Habrá bonificación con ahorro superior a 60.000 euros (PIAS, planes de pensiones, fondos, con sus comisiones a porcentaje sobre saldo), o cuentas de valores con 500 acciones, con su guarda, su comisión por operación... Y su riesgo inherente de pérdida de valor.

Así pues, desde ADICAE se pide a todas las entidades financieras que llevan a cabo este tipo de campañas que realicen las oportunas modificaciones de esta oferta; el objetivo, cumplir la normativa vigente tanto de Transparencia de los servicios bancarios, así como aquella normativa vigente que garantiza la protección de los derechos de los consumidores y usuarios. Asimismo, la asociación llama a aquellos consumidores que puedan considerarse afectados por estas campañas para que acudan a su sede más cercana para plantear acciones de defensa colectiva de sus intereses.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Impositores USUARIOS es la revista de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

Impositores USUARIOS excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.