usuarios
IMPOSITORES
DE BANCOS, CAJAS Y SEGUROS
EDICIÓN ON-LINE

Fondos cotizados, un producto complejo y con riesgo: el 42% tiene rentabilidad negativa

La banca los vende como un producto “sencillo y útil”, pero son complejos y con un elevado riesgo de pérdidas. Funcionan como un fondo de inversión y cotizan en Bolsa, por lo que no se puede prever la evolución de sus ahorros y es posible que no sepa dónde invierte.

02-10-2013

Ampliar imagen

El rápido crecimiento de los fondos cotizados en todo el mundo -hasta julio ya movieron 112.640 millones de dólares, un 13,8% más que en el mismo periodo de 2012-, está haciendo que su popularidad crezca entre los ahorradores. Vendidos como “un instrumento sencillo y útil” según la propia web de Bolsas y Mercados Españoles, son en realidad un producto ciertamente complejo y con una rentabilidad demasiado volátil.

Según Morningstar España, uno de los principales analistas del mercado bursátil de nuestro país, de los 6.747 ETF que existen en todo el mundo, 2.843 tienen una rentabilidad negativa por lo que hay que tener sumo cuidado a la hora de depositar nuestros ahorros en uno de estos productos ya que el riesgo de perderlos es excesivamente elevado.

En este punto es preciso recordar el dicho que asegura que 'rentabilidades pasadas no garantizan futuras rentabilidades', por lo que si se decide invertir en este tipo de productos debemos tener muy claro en qué empresas estamos invirtiendo. Si no se quiere correr ningún riesgo lo mejor es olvidarnos de este tipo de productos y apostar por los tradicionales y seguros depósitos de ahorro a plazo fijo.

¿Cómo funcionan los ETFs?

Los fondos cotizados funcionan de forma similar a un fondo de inversión tradicional. Habitualmente están compuestos por un grupo de acciones de determinadas empresas, lo que suele conocerse como 'cesta de acciones'. Cotizan en Bolsa, lo que favorece su liquidez ya que se pueden comprar y vender con cierta facilidad. Se puede aprovechar cualquier oportunidad de compraventa antes del horario de cierre de la Bolsa.

El usuario pone sus ahorros a disposición de una entidad gestora y ésta compra acciones. El consumidor no es accionista de esas empresas, es partícipe del fondo cotizado, nada más. La cartera de inversión del fondo replicará (imitará el comportamiento) de un índice bursátil.

Además al poner los ahorros en manos de una entidad gestora es muy fácil que el consumidor termine por no saber en qué están siendo invertidos sus ahorros, ya que la gestora puede cambiar sus inversiones en cualquier momento.

Características de los fondos cotizados

-Son fondos de inversión abiertos. Sus activos varían según lo que hayan aportado las personas que participan en el fondo -partícipes-.

-Los inversores pueden negociar sus participaciones en el ETF en la Bolsa, como si se tratara de acciones, ya que su compraventa es idéntica.

-Suelen ser fondos de renta variable. Son adecuados para inversores con un perfil arriesgado. En periodos bajistas pueden registrar importantes pérdidas. Suelen seguir el comportamiento de un índice de referencia, como el IBEX 35, Eurostoxx, etc.

-Las comisiones de gestión y depósito suelen ser reducidas.

-Normalmente no hay comisiones de suscripción ni de rescate, aunque habrá que soportar una comisión a favor del intermediario en la venta de las participaciones y los gastos de corretaje correspondientes.

-La obligación de información es menor que en los fondos de inversión tradicionales ya que no es necesario facilitar un folleto informativo del producto. El usuario podrá pedir, en cualquier momento, los documentos oficiales que desee.

-Se podrá recibir una rentabilidad adicional en forma de dividendo. Se hallará de la siguiente manera: Beneficio Total / Nº Total de participaciones.

¿Cuáles son los riesgos asociados a una inversión ETF?

Son los mismos que se dan en los mercados secundarios de acciones, bonos, divisas o materias primas. Se dirigen a inversores arriesgados, que están dispuestos a asumir el riesgo que conlleva invertir en esos mercados:

-Riesgos de los ETFs de renta variable: Implica unos riesgos elevados. La evolución de las acciones no es fija ni conocida, depende de la situación económica en general y de la de las empresas en las que se invierte en particular.

-Riesgos de los ETFs de renta fija: Que estén formados por valores de renta fija no significa que no tengan riesgo. Si sube el interés las nuevas emisiones saldrán al mercado con un interés más alto para conservar el atractivo y las ya emitidas y cotizadas resultarán menos apetitosas por lo que será más difícil venderlas sin obtener pérdidas. Si los tipos de interés bajan las nuevas emisiones saldrán con menor interés y las ya emitidas resultarán más atractivas.

-Riesgo del emisor: En el caso de que el emisor de deuda no pueda hacer frente a los pagos o estos sufran retraso se deberá tener en cuenta la solvencia del Estado emisor y la calidad crediticia. Habrá que evitar inversiones en países emergentes que no sean seguros. Tampoco tienen el mismo riesgo para el ahorrador los bonos emitidos por grandes empresas que por empresas de menor dimensión.

-Riesgo de liquidez: A la hora de vender las participaciones se podrá dar éste riesgo, ya que no es comparable la liquidez que tiene la deuda del tesoro con la de las empresas privadas.

Una vez más, las entidades financieras delegan el riesgo sobre los usuarios. No se garantiza una rentabilidad cierta, y hay que tener en cuenta que en la situación económica actual invertir en Bolsa es una lotería si no se tiene un amplio control sobre los mercados. Habría que ser experto en macroeconomía para intuir el comportamiento bursátil. Los ETFs son productos de alto riesgo, que no deben comercializarse a todos los públicos. Son productos que tendrían que ir dirigidos exclusivamente hacia los inversores con un perfil arriesgado. En caso de duda acuda a la sede de ADICAE más cercana a su domicilio.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Impositores USUARIOS es la revista de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

Impositores USUARIOS excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.