usuarios
IMPOSITORES
DE BANCOS, CAJAS Y SEGUROS
EDICIÓN ON-LINE

¿En qué debe fijarse para elegir un fondo de inversión?

¿Tiene unos pequeños ahorros y quiere contratar un fondo de inversión, pero no acaba de entender el folleto? El nuevo folleto simplificado, al que las gestoras deberán adaptarse en menos de un año, será más sencillo de entender para los usuarios que el galimatías con que contamos en la actualidad. Además, nos facilita la tarea de comparar fondos de inversión para saber cuál es el que mejor se adapta a nosotros. ADICAE le ayuda a comprenderlo aún mejor y a saber en qué debe fijarse.

12-09-2011

Ampliar imagen

Si el folleto de los fondos de inversión le parece incomprensible y quiere buscar cuál se adapta mejor a usted, está de enhorabuena. En menos de un año, las gestoras deberán publicar un nuevo modelo, supuestamente de más fácil comprensión y comparable con los fondos de toda Europa. Y, para facilitarle aún más las cosas, ADICAE le ayuda a descifrar cada uno de los conceptos que en él se incluirán, indicándoles qué aspectos son los más importantes a tener en cuenta a la hora de decidir.

Es muy importante que, antes de decidirse por un fondo u otro, resuelva todas sus dudas y sepa qué es lo que busca y lo que le ofrecen, ya que la mayor parte de las reclamaciones por fondos de inversión (además de las que se producen por no haber recibido el folleto informativo) tienen su origen en una explicación errónea o en una comprensión deficiente de las condiciones. Exija claridad y pregunte lo que no entienda. No todo está en el folleto.

Fondos de inversión: no todos son iguales

La gran diversidad existente de fondos de inversión hace cada vez más difícil la elección del producto más adecuado a nosotros. Los fondos de renta fija invierten principalmente en obligaciones, bonos y letras, pagarés, es decir, en los llamados “activos de renta fija”. En general, son los que tienen menor riesgo pero también ofrecen una menor rentabilidad prevista.

A estos se contraponen los fondos de renta variable que invierten la mayor parte de su capital en acciones (“activos de renta variable”). En cualquier caso, hay que tener en cuenta también en qué mercado/país se invierte, en qué sector de actividad, etcétera, ya que hay multitud de aspectos externos que van a influir en la rentabilidad y en el riesgo que entraña el fondo. Cuando un fondo combina activos de ambos tipos lo denominaremos “fondo de renta mixta” y, a mayor porcentaje de renta variable, mayor será el riesgo (y también la rentabilidad potencial).

Junto a estos, hay otros fondos que no tienen definida su política de inversión ya que gozan de total libertad para invertir en todo tipo de activos: son los fondos globales, entre los que se pueden encontrar fondos de muy alto riesgo. Más “seguros” son los fondos garantizados, que han sido también los más populares en los últimos años y que aseguran la recuperación del capital invertido inicialmente y, el algunos casos (no siempre), una rentabilidad añadida.

Además, también es posible encontrar distintos tipos de fondo dentro de un mismo fondo. Es lo que se llaman fondos por compartimentos. Cada uno de estos compartimentos podrá tener diferentes políticas de inversión, comisiones, etcétera.

Perfil de riesgo: algunos fondos no son aptos para todos los públicos

Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de invertir es nuestro “perfil de riesgo”, es decir, la capacidad que tenemos para asumir pérdidas. No hay que olvidar que, a mayores posibilidades de rentabilidad, mayor es el riesgo de pérdidas que deberemos asumir. Así, si su principal objetivo es la preservación de sus ahorros y tiene poca tolerancia a las pérdidas, su perfil de riesgo será bajo y lo más aconsejable para usted serán fondos que incluyan principalmente renta fija y fondos monetarios.

Si su perfil de riesgo es medio, es decir, busca una revalorización moderada de sus ahorros, se inclinará más por los fondos mixtos. Y, si su perfil de riesgo es alto, porque tiene poca aversión al riesgo y sus expectativas de rentabilidad son elevadas, podrá decantarse por todo tipo de fondos.

¿No tiene claro cuál de estos perfiles corresponde con usted, sus objetivos y su situación actual? Entonces, lo mejor es que rellene un cuestionario para determinarlo. Suelen estar a disposición de los clientes tanto en Internet como en las entidades financieras. No permita que su entidad le venda un fondo u otro producto sin haber evaluado antes su perfil de riesgo.

Horizonte temporal: piense siempre en sus posibilidades económicas

El tiempo es también un aspecto de gran importancia a la hora de decantarse por un fondo u otro, ya que hay que tener en cuenta por cuánto tiempo podemos prescindir sin problemas de los ahorros que ingresaremos en el fondo. Hay que asegurarnos, por tanto, de tener perfectamente cubiertos los gastos a realizar en ese periodo, así como prever posibles gastos extraordinarios.

En general, en cortos periodos de tiempo es más aconsejable la renta fija, mientras que la variable suele mantenerse a más largo plazo para que las subidas puedan compensar a las bajadas. No obstante, tanto en un caso como en otro, no debe perder de vistas sus condiciones personales, sus posibilidades económicas y las necesidades de efectivo que pueda llegar a tener antes de decidirse por un periodo de tiempo u otro.

Objetivos y política de inversión: ¿en qué estamos invirtiendo?

En este apartado se recogen las características principales del fondo de inversión, empezando por la inversión mínima inicial y a mantener, la duración mínima recomendada, los costes del reembolso de las participaciones…

Respecto a la política de inversión, nos indicará los tipos de activos en que se invierte: renta fija, variable, mixta…; el tipo de fondo: por compartimentos (puede tener varios subfondos diferentes, con distintas políticas de inversión y distintos niveles de riesgo), garantizados (aseguran el capital inicial y, a veces, una cierta rentabilidad al final del periodo de garantía), globales (no tienen una política de inversión determinada, sino que disponen de absoluta libertad), etcétera.

Comisiones y gastos del fondo: tendrá que pagarlos aunque haya pérdidas

Aquí se nos indican las comisiones a pagar y el resto de gastos que tendremos que asumir en este fondo de inversión. Entre las comisiones, encontramos las de gestión y depósito, que son las que se pagan a la gestora (quien se encarga de invertir en nuestro nombre) y al depositario (la entidad que nos guarda el dinero y que debe ser independiente de la gestora) por su labor. Ambas comisiones están ya deducidas desde el inicio del valor del fondo y tendremos que pagarlas pese a que una mala gestión realizada nos hiciera perder dinero. ¿No resulta cuanto menos sorprendente que debamos pagarles también por hacer mal su trabajo?

A éstas hay que añadir las comisiones de suscripción y desembolso, que pueden ir a parar a los bolsillos de la gestora o del propio fondo y se pagan, respectivamente, por adquirir participaciones en el fondo y por sacar nuestro dinero de él. Éstas se deducen del importe o valor que tiene el fondo en ese momento hasta un máximo del 5%. También puede haber comisiones por cambio de compartimento dentro del mismo fondo.

En el apartado de comisiones se nos indicará también la base de cálculo para éstas, si existen tramos de permanencia (con diferentes comisiones, generalmente en disminución con el paso del tiempo), el límite máximo, así como si hay o no ventanas de liquidez (periodos libres de comisión para retirar nuestra inversión en el fondo).

Hay que tener en cuenta también que las comisiones pueden ser distintas en cada tipo de participaciones que haya dentro del fondo, por lo que hay que analizarlas muy bien antes de decantarse por un fondo u otro y, dentro de éste, por un tipo de participaciones determinado en caso de haber varios.

Finalmente, encontraremos los gastos del fondo (TER), que nos indican el porcentaje que suponen los gastos soportados por ese fondo con relación a su patrimonio medio (incluyendo ya las comisiones). En este caso, a menor porcentaje del TER, mayor beneficio podremos obtener con ese fondo.

Rendimiento histórico: el futuro puede ser muy distinto al pasado

Nos indicará la rentabilidad anual de los últimos 10 años del fondo, en caso de que haya datos disponibles. Es muy importante, en este aspecto, ser conscientes de que una buena rentabilidad pasada no garantiza una buena rentabilidad futura. Lo que sí nos indicarán estos datos será la volatilidad del fondo (es decir, si sus cifras oscilan mucho o tienden a ser más o menos homogéneas en el tiempo).

¿Realmente nos interesa meter nuestros ahorros en un fondo de inversión?

Son pocos los fondos de inversión que en los últimos meses han obtenido una rentabilidad por encima de la inflación. Así, a finales de 2010 y con respecto al año anterior, solo los de renta variable mixta internacional y los de renta variable de Estados Unidos, Japón, emergente, Europa y euro resto, según datos de Inverco. No obstante, éstos no suponen ni un 8% del total de fondos de inversión existentes en el mercado.

A la vista de la incertidumbre existente actualmente, aunque simplifiquen los folletos y cambien las normas de comercialización, sigue habiendo otros cambios necesarios como la revisión de comisiones (sobre todo cuando el fondo incurre en pérdidas) o nuevas formas de rentabilidad ya que, si no, el público seguirá eligiendo otros productos por encima de los fondos de inversión.

Así, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir dónde depositar nuestros ahorros y, si finalmente nos decidimos por un fondo de inversión, deberemos asegurarnos de que éste se adecua a nuestras necesidades y a nuestros objetivos. La información es vital a la hora de efectuar nuestra elección. Pásese por ADICAE y le informaremos de cuáles son sus derechos y qué hacer si quiere ahorrar con seguridad y criterio.

FORO PARA COMENTAR LA NOTICIA. SI DESEA REALIZAR UNA CONSULTA SOBRE SU CASO O RECIBIR INFORMACIÓN, ENVÍE SU CONSULTA ON-LINE

Tu opinión nos interesa




Deseo mostrar mis datos

Acepto la cláusula de Privacidad

Normas de uso:
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.
  • Reservado el derecho a publicar estos comentarios en su edición digital. Igualmente queda reservado el derecho a extractarlo.
  • Todos los mensajes publicados en estas secciones expresan las opiniones de sus autores y no la de los moderadores o la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, por lo cual no se les considerará responsables de los mismos.
Adecuación a la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE)
ADICAE. c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España), email: [email protected], N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

Lo más visto
  • Visto
  • Comentado
  • Reciente
Impositores USUARIOS es la revista de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ADICAE. Edita: ADICAE Miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios de España, del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, de la Junta Consultiva de Seguros, de Euroshareholders y de Consumers International.

Impositores USUARIOS excluye completamente la publicidad comercial como garantía de independencia para sus lectores. Se prohibe la reproducción de artículos salvo autorización de ADICAE y citando su procedencia. Asimismo se prohibe expresamente su reproducción con fines de publicidad comercial.